Aliados con la tecnología

Porque puede ser una herramienta muy beneficiosa

Qué saber 1: Cuánto utiliza su hijo la tecnología

Muchos padres y madres están en la oscuridad

Por Bob Waliszewski

Aunque es casi imposible mantenerse al día de todos los últimos y mejores avances tecnológicos, la mayoría de los padres no están totalmente en la oscuridad. La “brecha tecnológica” ha disminuido considerablemente en los últimos años.

Por tanto, si el puente tecnológico ha sido cubierto, ¿cuál es el gran desafío? Quizá sería hablar sobre cuánto tiempo su hijo pasa en las redes sociales. Quizá sea el deseo de su hija de tener texto ilimitado en el teléfono celular o una tendencia a ir por la casa con auriculares puestos, escuchando incontables horas de música en su reproductor de MP3. Quizá sea si su hijo debería competir contra otros jugadores de video en todo el planeta a la vez que está conectado por otra vía con sus contrincantes internacionales.

Lo más probable es que su hijo esté en línea en algún momento. Con la internet inalámbrica y los teléfonos que actúan como computadoras, ¿estará expuesto a influencias dañinas, justamente delante de nuestras narices?

Afortunadamente, no todos tenemos que llegar a ser unos genios de la tecnología. Tan solo necesitamos saber en qué están nuestros hijos, y familiarizarnos con los beneficios, prejuicios y salvaguardas que proporciona la tecnología. Pero a pesar de donde esté usted en la curva de conocimiento de los aparatos, proteger a sus hijos de los aspectos negativos de la tecnología requiere una participación parental activa.

cuando se trata de este tema. Nunca antes ha habido una invasión tan grande de cosas que llegan a nuestros hijos desde todas partes. No supervisar al menos un porcentaje de estas interrupciones es, creo yo, imprudente. Igualmente lo es ignorar la posibilidad de que nuestros hijos puede que sean adictos a la tecnología.

Entiendo que los padres no son omniscientes, ni tampoco omnipresentes. Pero gran parte del problema puede resolverse sencillamente haciendo preguntas y familiarizándose con los aparatos que utiliza su hijo para obtener información, conectarse con amigos y consumir entretenimiento.

Qué saber 2: Lo que hace su hijo con la tecnología

Yo les dije a mis hijos que los mensajes de texto, los mensajes instantáneos y el historial de internet estaban abiertos a otros miembros de la familia. Ellos podían leer los míos, y yo los de ellos. Yo podía comprobar las páginas que ellos visitaron, y ellos eran bienvenidos a ver a dónde había estado yo.

Algunos padres son reacios a probar esto, creyendo que sería una invasión poco sana de la intimidad. Pero consideremos lo siguiente: en el 2008, el 22 % de los gerentes comprobaron el perfil en las redes sociales de los solicitantes de trabajo antes de contratar. Un año después la cifra aumentó hasta el 38 %. Si los posibles patrones creen que es importante investigar, ¿cuánto más necesitan los padres saber lo que sucede?

Qué saber 3: Si su hijo es un acosador o una víctima

Es bastante malo que el 20 % de los adolescentes admita haber enviado fotografías subidas de tono de ellos mismos vía teléfono celular o por e-mail. Es incluso bastante malo que el 39 % diga que han enviado o posteado correos electrónicos, textos o mensajes instantáneos sexualmente sugerentes.

Pero cuando amigos no tan amigables utilizan las cámaras de sus celulares en lugares privados, o sencillamente reenvían fotografías reveladoras que otros han tomado, los resultados pueden ser fatales.

Los acosadores no son los únicos matones que recorren la internet, desde luego. Aprovechándose del anonimato ofrecido por la red, los depredadores sexuales se disfrazan y buscan víctimas.

Debemos ayudar a nuestros hijos a conocer la diferencia entre un extraño y un amigo verdadero. Pero una solución más completa también puede ser liberarse por completo de los chat. Esto no significa prohibir todas las formas de comunicación, pero sí significa limitar su uso a permanecer en contacto con amigos del mundo real, conocidos y familiares.

Si va a permitir a su hijo visitar chats, sepa con quién se comunica y de qué temas habla con más frecuencia.

Qué saber 4: Lo que aconsejan los expertos

En 2009, cierto hombre consiguió el número de teléfono de una niña de 14 años y comenzó a enviarle “mensajes sexuales”. Afortunadamente, esta muchacha sabía qué hacer. Ella le entregó esos mensajes a su madre, quien acudió  alas autoridades.

Yo hablé con el detective que se ocupó del caso (y quien luego atrapó al depravado), y le pregunté qué consejo le daría a los padres con respecto a los depredadores sexuales. Él mencionó cuatro puntos:

  1. Enterarse de lo que sus hijos saben. Ponerse al día en cuanto a los medio electrónicos que ellos utilizan. Sentarse y preguntar. “¿Qué haces aquí?”.
  2. Tener la computadora en un espacio común cuando ellos son pequeños.
  3. Cuando sean mayores, redacte un contrato. Explíqueles: aquí están las normas, como: “Siempre me permitirás ver lo que escribes. Si entro en tu cuarto y cierras rápidamente tu computadores, lo comprobaré”.
  4. Saber con quién hablan en realidad sus hijos es sus celulares.

Podemos aprender de estas palabras. Manténganse al día de sus consejos mediante libros, películas y páginas web. Y haga saber a sus hijos que cuando reciban mensajes de texto, tweets o correos electrónicos inapropiados, quizá incluso de un “amigo” de la escuela, no deberían pasarlos por alto. Deberían entregárselos a ustedes.

Qué saber: El lado útil de la tecnología

Aunque la tecnología puede ser un enemigo, también puede ser un gran amigo de la familia. De hecho, yo creo que algunas de las maravillas tecnológicas actuales son casi obligadas en el hogar. Salvaguardar a nuestros hijos se ha vuelto mucho más fácil debido a esas maravillas modernas, con muchos aparatos útiles que están a la vuelta de la esquina

Yo me alegro cuando la tecnología se pone de mi lado para ayudarme en lugar de hacer daño. Agradezco ser capaz de solicitar ayuda en la ruta cuando se me pincha un neumático porque tengo un teléfono celular.

La tecnología puede ser un amigo también para tu familia. Espero que en el futuro veamos un conjunto mayor de aparatos y programas pensados para salvaguardar a nuestros hijos, en lugar de exponerlos e imágenes dañinas y otros contenidos poco sanos.

Como lo expresó el escritor, orados y presentador de radio Jim Burns: “La solución a los potenciales aspectos negativos no es salir corriendo y ocultarnos o trasladarnos a una isla desierta. Es utilizar con oración y de modo cristiano la tecnología para mejorarnos a nosotros mismos, a nuestras familias y al Reino”.

Por Bob Waliszewski
Tomado del libro: Padres conectados
Casa Creación

Padres Conectados

 

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*