¿Sos parte del team que ama las historias de superación? entonces no podés perderte “Un milagro inesperado”.

Este film trata de una historia verídica que representa las vivencias de Sam Bloom, una mujer que sufre un accidente y debe enfrentar la realidad de que su vida ya no es la misma. Empezar de nuevo no es sencillo, lo hace con la ayuda de una urraca. Pero, ¿cómo filmaron este material?, ¿cuáles fueron los detrás de escena en esta filmación?

Como habrás leído en la reseña anterior, el film es un estreno del gigante de streaming, Netflix y está basado en el libro Penguin Bloom. Bradley Trevor Greive es su autor y junto con el esposo de Sam, Cameron Bloom, escribió este drama. La actuación principal de este filme es el papel protagónico de Sam, interpretado por la reconocida actriz Naomi Watts.

La actuación es sumamente destacable por su manera de mostrarnos el proceso que transita la mujer y las crisis que tiene que superar consigo misma y con su entorno. Además, la figura de Cameron, interpretado por Andrew Lincoln, nos deja un mensaje inspirador. Presenta a un esposo que cuida con amor a su compañera y que explora todas las alternativas posibles para que ella supere su situación.

Griffin Murray-Johnston, que interpreta a Noah, es también un papel destacable ya que le da un encanto distinto a la historia. La realidad es que abundan las historias de superación. Sin embargo, un detalle atractivo en ésta es el modo en que está contada. La película juega con la narrativa que, por momentos, está a cargo del pequeño Noah. Desde la perspectiva de un niño, el relato toma matices interesantes.

La historia contada en el libro menciona como Noah, el hijo mayor de Sam, fue quien encontró en una playa un pichón caído del nido, y decidió llevárselo a su mama para que lo sanara. Ella cuenta en el libro que este acto sirvió de ayuda en para levantar su estado de ánimo en medio del proceso de sanación, ya que al recuperarse el ave decidió dormir dentro de la casa durante al menos seis meses.

 “ME ENCANTÓ TENERLA CERCA PORQUE ERA UNA COMPAÑÍA CON LA CUAL PODÍA SER YO MISMA Y RELAJARME, NO ME DI CUENTA EN ESE MOMENTO, PERO, EN CIERTO MODO, NOS MANTENÍAMOS VIVOS”.

Sam Bloom, deportista y embajadora de Wings for life

La deportista estuvo presente en la filmación de esta película y permitió que la actriz Watts leyera sus diarios. Además, Sam dio espacio para que se filme la película en la casa de su familia, en Australia. Dentro de la producción también afirman que la interpretación de Penguin la hicieron diferentes urracas reales, pero así también se utilizaron algunas animatrónicas, personajes creados con tecnología robótica.

Sam hoy es embajadora de Wings for Life, una organización benéfica de investigación de la médula espinal con el fin de ayudar a encontrar soluciones para los millones de personas en todo el mundo que atraviesan un problema de movilidad similar.

Te animo a ver esta peli. Vale la pena agregarla a tu lista de reproducciones. ¡Dios te bendiga!