mail

Suscribite a nuestro boletín

Puertas Abiertas “invitamos este domingo a orar por los cristianos perseguidos”

La organización sin fines de lucro es reconocida mundialmente por difundir, ayudar, interceder y solventar a los hermanos de todo el mundo que son acechados, torturados, y muchas veces asesinados por predicar el evangelio sin importar las consecuencias. En diálogo en exclusiva con este medio, Marcos Cruz, director de Puertas Abiertas de América Latina, habla sobre el evento que se realizará este fin de semana.

El Domingo de la Iglesia Perseguida (DIP) se realiza en Puertas Abiertas desde 1988. El evento fue impulsado por el fundador, el hermano Andrés. Uno de los valores principales que siguen estando presentes desde el inicio de la organización es la oración. Es un día donde las diversas iglesias dedican parte de sus servicios para orar y compartir sobre la realidad de los cristianos perseguidos, este año será el domingo 30 de mayo.

El DIP es el único evento cristiano que moviliza y une a iglesias de diversas denominaciones para interceder por los cristianos perseguidos. Este año más de 19 países ya se inscribieron para participar en el evento, sumando más de 11.000 iglesias.

El DIP se realiza anualmente y siempre sucede una semana después de Pentecostés. Históricamente, según relatos en el libro de Hechos, podemos ver que la persecución se inició después de que el Espíritu Santo descendió sobre la Iglesia.

Sabemos que la pandemia del covid-19 ha afectado directamente la dinámica de los encuentros en las diferentes iglesias. Por ello, Marcos Cruz, director de Puertas Abiertas en América Latina, explica que “colocamos a disposición un contenido especial como videos, presentaciones, testimonios, estudios bíblicos y mucho más, para que cada iglesia pueda organizar este momento de oración de forma virtual o en sus cultos en línea, como muchas de las iglesias ya están haciéndolo actualmente”.

Cruz cuenta, “el año pasado fue el primer año que el DIP se realizó de forma virtual y el impacto fue tremendo. Aun siendo realizado en su mayoría en línea, las iglesias realizaron piezas de teatro, momentos de oración y adoración muy especiales”.

Actualmente, hay 11.650 iglesias registradas, pero las inscripciones están abiertas hasta el último día del evento. Desde la organización creen que superarán las 12.000 congregaciones este año. Para ser parte, solo hay que hacer la inscripción en este link: http://www.puertasabiertasal.org/dip

El tema del DIP 2021 es “Cristianos Encarcelados”. Marcos Cruz asevera que “a lo largo de los años hemos visto el número de cristianos colocados en las cárceles de forma injusta, debido a su fe, aumentando. Se cree que existen entre 50.000 a 70.000 cristianos prisioneros en campos de trabajos forzados solo en Corea del Norte”. El año pasado, más de 4.200 cristianos fueron llevados a la prisión sin derecho a un juicio. La mayoría de las veces, las acusaciones contra ellos son falsas, o son considerados traidores por no seguir el régimen de su país.

El DIP es realizado conforme la estructura de cada iglesia, los oradores dependen exclusivamente de la programación de la iglesia. Puede ser realizado por los pastores, líderes de misiones, jóvenes o quien la iglesia decida previamente. Todo material de apoyo es enviado por e-mail de forma anticipada.

El hermano Cruz expone “la Biblia nos habla en diversos pasajes sobre la importancia de andar juntos como un solo cuerpo, de la fuerza que existe en la unidad de la Iglesia. Pablo dice en su carta a la iglesia de Corintio ‘Si un miembro sufre, todos los miembros sufren con él; y si un miembro es honrado, todos los miembros se regocijan con él’. Si leemos el libro de Hechos y observamos a la Iglesia Primitiva, podemos ver que ellos siempre estaban en comunión. Por ello, creemos que, a medida que la iglesia se une en un solo propósito, en concordancia, el impacto de nuestras oraciones también aumentará”.

“El DIP es un momento perfecto para compartir con los miembros de la iglesia sobre esta causa y crear una concientización sobre lo que nuestros hermanos viven por seguir a Jesucristo”.

Marcos Cruz, director de Puertas Abiertas América Latina.

TESTIMONIOS

A lo largo de los años, Puertas Abiertas se caracterizó no solo por exponer la realidad de los cristianos perseguidos sino por actuar en favor de ellos, por eso el director de la organización narra “tenemos muchas historias de cristianos que se encontraban pasando por severa persecución, sea dentro de una celda o pasando por un momento de necesidad, que recibieron el socorro de Dios mientras orábamos. Recuerdo el caso de Alexander Ogorodnikov, un cristiano ruso que se encontraba prisionero en Siberia por causa de su fe. Cierta noche, los guardias de la KGB planearon su muerte, y quebraron uno de los vidrios de la celda donde se encontraba. Con un frío de más de -30º C, la muerte de Alexander estaba garantizada”.

Luego de una pausa obligada, Cruz toma un poco de aire y sigue relatando “en medio del frío y desesperación, él comenzó a orar y a clamar a Dios. Se sentía solo y abandonado. En ese momento, el Espíritu Santo incomodó personas en diversos lugares alrededor del mundo para orar por un tal ‘Alexander’. Personas que no lo conocían comenzaron a orar por él en ese instante. De repente, en medio de esa noche fría, Alexander recibió el calor de la intercesión de los hermanos. Él cuenta que sintió un calor como de una madre que abraza a su hijo, un calor humano inexplicable, que le confirmaba que él no estaba solo, que hermanos alrededor del mundo estaban sufriendo junto con él. Esa noche, el calor de las oraciones de la iglesia alrededor del mundo mantuvieron a Alexander vivo. Al día siguiente él fue encontrado con vida y con una temperatura corporal normal. Los guardias y médico de plantón quedaron desconcertados y, poco tiempo después, lo liberaron de la prisión”. 

Cruz afirma que “además de estos testimonios de los cristianos perseguidos, recibimos relatos de pastores, líderes y miembros de las iglesias participantes que fueron llevadas a un arrepentimiento profundo al orar por los cristianos perseguidos, o cuya fe fue totalmente fortalecida después de participar del DIP. La verdad es que, orar y servir a la Iglesia Perseguida no solo bendice a los cristianos perseguidos sino a nosotros, que somos también fortalecidos y desafiados con su forma de vivir su fe en Cristo, en medio de tantas restricciones”.

ORIENTE VS OCCIDENTE

Muchas veces se hace hincapié en las diferencias entre las iglesias de occidente que gozan de cierta libertad y aquellas en Oriente que son perseguidas por causa de Jesús. Sin embargo, Cruz resalta “ambas son parte de la misma iglesia de Cristo. Creen, siguen y tienen la convicción de la salvación por medio de Jesucristo”.

“la única diferencia en occidente es que gozamos de libertad y en oriente se enfrentan a discriminación, persecución y muerte por creer y vivir el evangelio”

Marcos Cruz, director de Puertas Abiertas América Latina.

Vale destacar que esta persecución no se limita apenas a la región (Oriente y Occidente), y sí a ideologías extremistas, regímenes autoritarios, grupos radicales, luchas de poder, entre otros.

Datos oficiales de Puertas Abiertas exponen que la persecución está expandiéndose cada vez más, incluso en Latinoamérica, en países como México, Colombia y Cuba. Países que forman parte de la región occidente donde la iglesia es perseguida por grupos terroristas, carteles de drogas, radicalismo étnico, entre otros.

ORACIÓN

Muchos de los hermanos no temen dar su vida por Cristo inspiran a la iglesia a predicar con fervor el evangelio, Cruz resalta que “una de las enseñanzas más valiosas que aprendemos con los cristianos perseguidos es la resiliencia. Ellos son un ejemplo de cristianos que no se doblan ante las dificultades, problemas ni restricciones que aparecen, sino que permanecen firmes en Cristo hasta el fin, sin importar el precio”.

Marcos recuerda “en el libro de Apocalipsis, aquellos que permanecen fieles hasta la muerte, independientemente de las circunstancias, ellos nos muestran también sobre dependencia total en el Señor, sobre confiar en Dios para suplir sus necesidades, para libertarlos de la prisión, para guardarlos de sus perseguidores, para abrirles nuevas formas de reunirse en comunión, por ejemplo”.

“creemos que la mejor forma de apoyarlos es por medio de nuestras oraciones. El DIP es justamente esto, movilizarnos en oración por la Iglesia Perseguida”.

Marcos Cruz, director de Puertas Abiertas América Latina.

Además de orar, la iglesia necesita sustentar a los cristianos perseguidos, para que tengan aquello que necesitan. Puertas Abiertas tiene diversos proyectos que socorren y fortalecen a los cristianos perseguidos a través de entregas de Biblias, discipulado, consejería y asesoramiento postraumático. Pero también tienen planes de ayuda socioeconómica, donde llevan alimentos, medicamentos, un lugar donde pueden refugiarse, entre otros. Todos estos proyectos están disponibles en la página web: https://www.puertasabiertasal.org/campanas.

Marcos Cruz concluye “creemos que es necesario difundir la realidad de los cristianos perseguidos, usar nuestras redes sociales, círculos de amigos, reuniones presenciales y en línea para levantar nuestra voz por ellos”. Desde Puertas Abiertas se extiende la invitación a cada creyente a participar de esta misión y ayudar a los cristianos en persecución sea orando, donando o difundiendo esta verdad con otros. 

Redacción
La Corriente es una plataforma de contenidos digitales creados para informarte, edificarte y entretenerte. Nos proponemos difundir y promover la fe y la cultura cristiana al mundo.
Artículo anteriorCómo reconocer a un egoísta
Artículo siguienteFamilia al instante

Otras

CRISTIANAS