Hay libros que se escriben desde la experiencia, otros desde la búsqueda y la sabiduría, pero hay ciertos libros que recopilan no solo estas cualidades, sino que están permeados de un ímpetu que busca que el lector sea encendido por el mismo fuego que arde en el autor. 

Chuck D. Pierce escribe un libro que invita a los lectores a salir de la zona de confort para buscar la herencia que Dios preparó para cada uno de nosotros. Y, para poder entender esto, el autor profundiza a lo largo del libro el pacto que Dios hizo con aquellos que Él llamó detallando con consejos prácticos y fundamentos bíblicos todas las aristas que implican el poder poseer la herencia que está disponible para todos los hijos de Dios. 

La guerra más grande no es la de nación contra nación, sino la de un pacto contra otro pacto”.

Cuando comenzamos nuestro camino en la búsqueda de cumplir nuestro propósito en la tierra es inevitable sentir muchas veces que no seremos capaces de lograrlo o que no estamos suficientemente capacitados. El autor nos dice lo siguiente: 

Así como Jesús llamó a Pedro por su nuevo nombre  mucho antes de que el significado se volviese claro,
el Espíritu Santo nos llama a nosotros en esta hora,
como hijos del destino y el éxito, aunque parezca
que estamos muy lejos de serlo”.

De todas maneras, confiar en la obra del Espíritu Santo en nosotros es tan importante como el acompañarlo con acciones que respalden lo que Dios nos revela por su Espíritu en nosotros.

Las claves del éxito son poner a Dios en primer lugar, seguir el pacto acordado con Dios y buscar la estrategia de Dios para alcanzar nuestros objetivos”.

A medida que nos adentramos en el libro podemos notar claramente la intención del autor, y es la de darnos herramientas que son aplicables a la luz de lo que Dios dice en su palabra. Para poder poseer la herencia que Dios nos preparó debemos dejar que Dios haga su obra en nosotros, no podemos forzar la obra de Dios con nuestra propia fuerza, debemos humillarnos y rendirnos a Él.

Cuando recibimos la obra del Espíritu Santo en nuestra vida, y nos rendimos a su dirección, tenemos acceso a todo lo que el Padre desea para nosotros.
El proceso de restauración puede comenzar”. 

Hay muchas cosas que Dios debe restaurar en nuestra vida. Empezando por lo que el autor llama iniquidad, aquella herencia espiritual que heredamos desde que nacemos, también todas aquellas áreas en las que nos hemos equivocado y puntualmente aquellas áreas que han sido atormentadas por ciertos pecados. Dios hace su obra en lo profundo del ser humano para que al madurar podamos poseer todas sus promesas.

Él quita el legalismo, la condenación y el juicio y restaura nuestro contacto íntimo con Él, restaura nuestra relación de Padre-hijo y nuestra fe como la de un niño”. 

No hay fórmulas perfectas hechas por hombres que nos aseguren el éxito y acá es donde el autor del libro recalca que por encima de lograr nuestro propósito y tener éxito en nuestra vida terrenal está entender que Dios es nuestra primera herencia. Chuck Pierce define a la heredad como “poseer la porción que Dios te ha dado” y lo que nos es dado desde el momento que Dios entra en nuestra vida es Él mismo. Todo comienza en Él y solo es por Él que podemos lograrlo.

El pacto con Dios nos proporciona un compromiso a tener una relación que permita que su propósito
para nosotros se cumpla”. 

Dios es un Dios generacional. Desde el momento que hacemos un pacto con Dios, Él se compromete con sus hijos para darnos todo lo necesario para cumplir nuestro destino aquí en la tierra y así dejar también un legado, una herencia para las próximas generaciones. 

Posea su herencia es un manual para todos aquellos que buscan sabiduría para no dejar que el fuego del destino se apague en el corazón de cada hijo de Dios que desea dejar su huella en esta generación, siendo conocido en el cielo.

Si este libro llegó a tus manos, te invito a que puedas buscar otras personas con las cuales puedas juntarte para estudiar y dialogar el contenido de este texto para que el fuego del destino crezca no solo en tu vida, sino también en la vida que todos los que te rodean.

Título: Posea su herencia

Autor: Chuck D. Pierce

Páginas: 288

Año: 2012

Es artista y comunicador, músico, escritor y poeta que también se desarrolla como productor musical, editor de libros y gestor cultural. Autor del libro de poesía “Despojarse”. Fundador de la comunidad de artistas Somos El Consuelo y de la escuela de Arte, creatividad y espiritualidad llamada LEVART.