mail

Suscribite a nuestro boletín

La esperanza del Evangelio

Este es un libro del respetado y reconocido escritor George MacDonald, por tanto, cada lector podrá encontrarse con un profundo contenido, y particularmente el tema que en esta oportunidad se nos presenta: La libertad que trae el Evangelio.

“Me gustaría ayudar a algunos a entender para qué vino Jesús desde el hogar de nuestro Padre a estar con nosotros, y qué vino hacer a nuestro favor”.

George MacDonald

Así, desde sus primeras líneas, el autor marca el claro propósito que sostendrá a lo largo del desarrollo de este escrito, que es mostrarnos verdaderamente y con sus fundamentos sólidos “Quién es Jesús”, “Qué hizo por nosotros” y “Qué de nuestras vidas luego de tener un encuentro con Él”. Capítulo tras capítulo será un recorrido por este vasto texto acerca de ¿Cuál es el verdadero Evangelio?

La mayoría de los hombres, dice el escritor, desea y está en constante búsqueda de libertad, y tal vez, la mayor parte de la energía de la vida de este mundo la dedicamos a la tarea de quitarnos la incomodidad, asegura.

“La mayoría de los hombres, presumo que, si se imaginan libres de estas cosas que se les oponen, sentirían que la vida sería una satisfacción pura, que valdría la pena prolongarla indefinidamente”.

Es casi una utopía pensar que realmente el ser humano pueda ser o sentirse absolutamente libre, principalmente porque este desconoce que el cambio debe suceder dentro de ellos mismos, si es que quieren quedar libres. De esta manera se presenta ante nuestros ojos el principal problema que tenemos los hombres al intentar ser felices gozando de una libertad plena con la que no contamos.

 G. MacDonald sostiene: absurda como parece esta aseveración, la causa de todas las dificultades del hombre es el mal, el mal moral en primerísimo lugar; el mal en sí mismo, su propio pecado. Este, sin dudas, es el punto de partida que presenta este libro, dejando a la vista el deseo de libertad del hombre, pero la razón por la que no se le permite disfrutar de tal anhelo.

“El pecado en el que permanece, del cual no quiere salir, es la única ruina del hombre. Sus pecados presentes, actuales permean sus pensamientos y gobiernan sus conductas”.

Se apunta sin prejuicios, pero con total certeza al origen de todo problema que tiene el ser humano para ser libre y feliz. La permanencia sostenida del pecado es la causa de todo el mal del hombre. Y, oportunamente se aclara: Es de la maldad interior, lista a producir malas acciones, de las que tenemos que ser liberados.

Este libro no nos dejará solos con el problema que tenemos para no disfrutar de una plena libertad, sino que será una guía directa al conocimiento del camino que es necesario transitar para poder llegar a ser verdaderamente libres. El autor dice que, nuestros pensamientos son nuestros pecados vivos, y estos, son esencialmente opuestos a la fe y el amor.

“Los pecados que moran y obran en nosotros, son los pecados de los que Jesús vino a librarnos”.

Es necesario comenzar a conocer y creer realmente en Quién tiene todo el poder para quitar el problema por completo de nuestras vidas, “Él nos librará de todo (…)”;   el autor acentúa esta verdad bíblica, mostrándonos la intención de Jesucristo al completar su obra en la cruz por cada uno de nosotros. 

El hombre, es decir, usted y yo, debemos ser capaces de creer en el total poder de Jesucristo, que es mucho más que salvarnos de la muerte eterna; también podremos disfrutar plenamente en nuestro paso por la tierra. Dependerá de nosotros hacer la parte que nos corresponde para poder comprender y ver la libertad como una realidad en nuestro diario vivir.

“Dios y el hombre deben combinarse para la salvación de los pecados”.

George MacDonald

Dios ha dispuesto todo a nuestro favor, Su propio y único Hijo ha ocupado nuestro lugar y pagado nuestras deudas. Nos corresponde a nosotros, insiste MacDonald el cambio, que debe ser de voluntad y conducta, un cambio radical por parte nuestra: debemos arrepentirnos.

“Incapaces de creer en el perdón de su Padre de los cielos, imaginando que no tiene libertad para perdonar, o directamente incapaz de hacerlo; si creer realmente en Dios nuestro Salvador”.

Dios en esencia es Amor, y lo demuestra hacia nosotros. El trayecto se puede disfrutar juntos al hacer lectura de este maravilloso escrito, donde se nos permite comprender la totalidad de la admirable Obra de Jesucristo a nuestro favor; nos sentiremos perdonados, libres, herederos, triunfantes, pertenecientes a la familia de Dios y con la esperanza de una vida eterna. 

La lectura de este libro es de vital importancia para cada Hijo de Dios y por qué no, para quienes aún no han tomado la decisión más importante.

¡Libertad! ¡Finalmente podremos disfrutarla!

Myriam Chodakowski
Maestra de Biblia por vocación y llamado. Dedica su vida a la enseñanza de la Palabra de Dios. Profesora de Seminario Bíblico. Ama el Ministerio que Dios puso en ella.

Otras

CRISTIANAS

hola
Enviar Whatsapp
error: Gracias por interesarte en las publicaciones de La Corriente, para su uso o difusión, por favor escribirnos a [email protected]