En tan solo dos días, ¡mañana será ayer!

Abrázate fuerte a tu visión

Por Ed Delph

Con todas las cosas que suceden en el mundo en estos días, es fácil perder el equilibrio mental y emocional. Es fácil perder la esperanza. Es fácil perder la visión positiva del futuro. Y, sin embargo, en tiempos como estos, la visión es exactamente lo que necesitamos para continuar caminando. Necesitamos pensamientos positivos de que es posible un mundo mejor. ¡Temores pesimistas de que esto es posible! No cedas ante la tentación de renunciar. En tan solo dos días, mañana será ayer.

Cuando alguien pierde su visión, es fácil caer en las “QCC” de la vida. ¿Qué son las “QCC”? Queja, crítica, comparación. Aléjate de estas cosas. Esto es como conducir por un acantilado. Recuerda, no te quejes, no critiques y definitivamente no te compares con otros.

A una mujer llamada Helena Keller, quien perdió la vista y audición siendo muy joven, le preguntaron: “¿Qué puede ser peor que ser ciego?”. Ella respondió: “Tener vista pero no visión”. Ahora, hay un principio para ti. Muchos tienen la vista sin ningún problema pero no pueden ver las infinitas posibilidades que los rodean. Tener una visión te mantendrá andando cuando las circunstancias, los eventos y los problemas intenten ahogarte. Tienes una razón de ser. Tienes una meta. Tienes un empuje mientras los otros se atoran. Visión es vida. Visión te capacita a hacer “la milla extra”.

Visión es una imagen convincente de un futuro deseable que te motiva a actuar. Visión es un catalizador. Mantiene tu motor encendido para que puedas continuar en la carretera. Visión es motivación en esencia. Visionarios son personas que ven una imagen de lo que quieren y pueden comunicar su visión de un modo que inspire, motive y active a otros hacia un propósito. Además, ¡también se motivan a ellos mismos hacia una visión! Tienen la habilidad de ver el final desde el principio. Visión viene de tener un propósito. Visión te motiva hacia ese propósito.

Visión ve las posibilidades frente a los obstáculos. Alguien una vez dijo: “No puedes ser optimista si tienes una visión nublada”. Visión te enfoca en las cosas que importan.  El principio Pareto nos advierte que si focalizamos nuestra energía y tiempo en nuestras primeras dos prioridades, tendremos un rendimiento del 80%. Si nos convertimos en personas sin visión, entonces nuestro rendimiento del 20%.

¿Sabías que la Biblia tiene mucho para decir y revelarnos sobre la visión? La Palabra dice: Donde no hay visión, el pueblo se extravía”. Esto significa que son zarandeados emocional y mentalmente como un barco en un mar tormentoso. Se me revuelve el estómago de solo pensarlo. Aprenda una lección de Jesús. Tú solo tendrás autoridad sobre la tormenta en la que puedas dormir.

Nada más para agregar. Quiero animarte a que vuelvas a soñar. La esposa de un amigo mío, cuando él está desesperanzado, le dice: “¡Ve a Dios y vuelve a soñar!”. Ella sabe que esto es un signo de haber perdido la visión. Otra persona dijo: “Si no estás divirtiéndote, debes volver sobre tus pasos y encontrar dónde dejaste a Jesús”. No permitas que un pesimismo temporario se convierta en un pesimismo permanente.

Lee y préstame atención a la Palabra de Dios y aprende sobre el poder de la visión. Lee sobre visionarios como Abraham, Josué, José, Débora, Ester, Daniel, Pablo y Juan. Todos ellos enfrentaron tiempos difíciles, mucho más duros de los nuestros. Nunca tengas miedo de intentar algo nuevo si es razonable. Recuerda, ¡novatos construyeron el arca; profesionales construyeron el Titanic!

Por Ed Delph

Autor, escritor y columnista de varios diarios estadounidenses.Presidente de NationStrategy, organización sin fines de lucro que trabaja en pos de la transformación de comunidades y su desarrollo.www.nationstrategy.com

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*