Confía en las promesas de Dios

Acepta y disfruta tu soltería

Si eres soltera y esto te pesa, toma la decisión de seguir creyendo que el Señor tiene grandes planes para ti.

Por Kimberly L. Ray

Hoy, como el porcentaje de mujeres sigue creciendo, también lo hacen las preguntas: “Señor, tú dijiste que me concederías los deseos de mi corazón. ¿Por qué estoy sola todavía?”.

Parece que la soltería, hasta cierto, es como una nube invisible que denota una sensación de fracaso. Es como un tipo de plaga. En nuestra sociedad parece que un manto de negatividad cubre a aquellos que no están en relaciones. Incluso en la iglesia se pone tanto énfasis en el fortalecimiento de los matrimonios y las familias, que muchos solteros se quedan con la sensación de que algo está faltando hasta que se está casado y se tiene una familia propia. Es como si estuvieran en un compás de espera, caminando con signos de interrogación sobre sus cabezas.

Como una mujer sola, escribo esto desde un lugar de garantía. Alabo al Señor porque, ya sea casado o soltero, somos … una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!”(Salmo 139:14). Pero entiendo cómo una gran cantidad de mujeres solteras se sienten cuando la gente pregunta: “Estáscasada, ¿no?”. En su defensa me gustaría mencionar algunas razones obvias para el aumento del número de solteros de hoy en día.

En primer lugar, muchas personas tienen expectativas poco realistas de las relaciones. Las mujeres de ritmo rápido de la sociedad actual están constantemente bombardeadas con imágenes de la perfección en la televisión y en películas, revistas e incluso en Facebook, Twitter e Instagram. Pensandoque esto es lo que se necesita para atraer a un compañero idóneo, las mujeres se ven obligadas a ser las más bonitas, más ricas personas, más activas alrededor. Algunas recurren a la cirugía plástica para conseguir la figura perfecta, como si estuvieran en algún tipo de competencia para lograr el cuerpo perfecto.

Figuras perfectas no traerán el hombre perfecto o darán lugar a un matrimonio perfecto. Dios ha dado a cada uno de nosotros sobre todo lo que necesitamos para cumplir su voluntad para nuestra vida. Eso significa que la persona que Él tiene para usted la encontrará atractiva sin pellizcos o alucinaciones. Todo matrimonio pasa por momentos difíciles. Es por eso que La Biblia nos dice que debemos deleitarnos en el Señor, y no en un cónyuge. Él es el único que realmente puede satisfacer los anhelos de nuestros corazones.

En segundo lugar, se ha producido un ataque espiritual sobre los hombres y la masculinidad. No podemos ignorar la dolorosa realidad de que muchos hombres en edad de casarse no están, por cualquier razón, disponibles.

Por favor, no me malinterpreten. Tengo la más alta estima, el honor y el respeto por los hombres. Ellos, al igual que nosotras, están hechos a imagen de Dios. Hay hombres de Dios guapos, seguros de sí mismos y maravillosos que desean casarse. Simplemente estoy siendo honesta acerca de la difícil situación de muchas mujeres que se enfrentan a un grupo cada vez menor de, potenciales temerosos hijos de Dios.

Impulsada por el deseo de una familia y de los niños en el contexto de un reloj biológico, una mujer puede encontrar la solución en el hombre equivocado y tolerar un comportamiento inaceptable. Es desgarrador ver las mujeres soportan maltratos y pierden un tiempo precioso a la espera de las propuestas que nunca llegará.

La Escritura nos dice que somos completos en Él, seamos casados o no (Colosenses 2:10). Muchas mujeres hoy en día son económicamente independientes y llevan a cabo carreras muy exitosas.

Son talentosas e inteligentes, sin embargo, piensan que les falta algo. Doy gracias a Dios que hay mujeres cristianas pulidas e inteligentes que tienen la autoestima, los valores morales y las normas de Dios. Como dice Proverbios 31:25: Se reviste de fuerza y dignidad, y afronta segura el porvenir”. Esos son los mismos atributos que el enemigo quiere robarle a las mujeres solteras.

Es el plan del enemigo dar la impresión de que ser un cristiano soltero es una existencia miserable. No creaesa la mentira. Honestamente puedo decir que es una enorme alegría de servir a Dios y llegar a la humanidad como una persona soltera. La Biblia nos dice que hay beneficios para la soltería: La mujer no casada, lo mismo que la joven soltera, se preocupa de las cosas del Señor; se afana por consagrarse al Señor tanto en cuerpo como en espíritu” (1 Corintios 7:34). Independientemente del estado en que nos encontramos, casadas o solteras, hemos de contentarnos (Filipenses 4:11).

Para aquellas que desean contraer matrimonio y se preguntan cuándo Dios les traerá un compañero, por favor, sepan esto: Dios te ama y Él hizo un hombre especial para ti que no quiere jugar con tus emociones. Él te honrará, te amará y te respetará. No te conformes.

Si has caído en la trampa del enemigo y te has metido con el hombre equivocado, arrepiéntete, perdona a los que te han herido y perdónate a ti misma. Luego,sigue adelante. La Escritura dice que Dios tiene buenos planes para nosotros: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”(Jeremías 29:11). Esto es cierto incluso si hemos cometido errores.

Como creyentes nacidos de nuevo debemos poner nuestra fe en Dios, no importa cuáles sean las circunstancias. Todo lo que Dios ha planeado para nosotros desde la fundación del mundo va a suceder, incluyendo el matrimonio, en su tiempo. ¡Anímate! Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón. Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará”(Salmo 37:4-5). No dejes que el enemigo te abrume con el miedo, el rechazo o la desesperanza. Céntrate en Dios y confía en su plan para ti; ella es más confiable que cualquier libro de citas amorosas.

Por Kimberly L. Ray
Tomado del libro:Intervensión espiritual
Charisma House

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*