¿Dios te ha llamado?

La base para el llamado del pastor

Para poder abrir una iglesia y que esta sea exitosa no debe tener la mínima duda de que ha sido el Señor quien lo llamó.

PorSearcy& Thomas

La mayoría de las iglesias que comienza, fracasan dentro del primer año. ¿Por qué? Porque la mayoría de los fundadores que comienzan una iglesia sin un claro llamado de Dios. Para poder fundar una iglesia con éxito, usted tiene que estar persuadido por completo del llamado de Dios. Punto. No hay forma de alterar esa verdad. Una iglesia próspera siempre ha sido ¾y siempre será¾ edificada sobre la base de un llamado personal, no de una elección personal. Por lo tanto, antes de seguir con los detalles del lanzamiento de una iglesia creciente, vamos a asegurarnos de que siga la dirección de Dios.

¿Tiene la seguridad de que Dios lo ha llamado a comenzar una nueva iglesia? No le preguntamos sobre su llamamiento al ministerio, el pastorado o a ayudar a la gente, sino en específico sobre su llamamiento a comenzar una iglesia. El llamado a comenzar una nueva congregación no es lo mismo que el llamado a servir en una iglesia ya existente o a trabajar en una organización relacionada con el ministerio. Usted podría ser el predicador más importante, al estilo de Billy Graham, pero no haber sido llamado a fundar una iglesia.

En las sesiones de consejería matrimonial que conducimos en TheJourney, a menudo tratamos de disuadir a la gente en cuanto al matrimonio. No nos malinterprete, todos nosotros estamos a favor del matrimonio… siempre y cuando sea ordenado por Dios. No obstante, si Dios no está detrás de este, el desastre será inevitable. Y nosotros tratamos de prevenir que eso ocurra. Aunque deshacer un noviazgo es doloroso (a veces hasta traumático), es mucho más fácil que deshacer un matrimonio. Hacer a un lado la decisión tomada por nuestra propia voluntad evitará una gran pena en el futuro. Así ocurre con el llamado a comenzar una iglesia. Si podemos disuadirlo, va a dolerle un poco ahora, pero esto evitará que usted, su familia y la gente que le rodea experimenten una gran pena en el futuro. Y si usted ha sido en verdad llamado por Dios, no habrá forma de disuadirlo.

¿Tiene usted la seguridad de que Dios lo ha llamado a comenzar una nueva iglesia? Conocer cuáles pueden ser las consecuencias de un llamado equivocado le ayudará a reflexionar en su respuesta. Hay, por supuesto, docenas de factores que dan origen a un llamado equivocado, pero estos son los más frecuentes: desempleo, enojo o resentimiento contra otro pastor, estar descontento con el equipo ministerial, el padre o el abuelo fundaron una iglesia, el ego, entre otros.

Si usted piensa que podría haber permitido que un motivo, una voz o una emoción equivocada lo condujeran a la idea de comenzar una nueva iglesia, abandone tal pensamiento ahora mismo. Pase algún tiempo más con Dios. Busque el consejo de alguien en el ministerio que lo conozca y pueda ayudarle a obtener algo de perspectiva. Usted no tiene que seguir adelante por una corazonada o porque se siente “bastante seguro” en cuanto a plantar una iglesia. Tiene que estar seguro por completo. El Señor amonesta con claridad a aquellos que siguen adelante sin un llamado:Yo estoy contra los profetas que cuentan sueños mentirosos, y que al contarlos hacen que mi pueblo se extravíe con sus mentiras y sus presunciones —afirma el Señor—. Yo no los he enviado ni les he dado ninguna orden. Son del todo inútiles para este pueblo —afirma el Señor—” (Jeremías 23:32).

Por otro lado, cuando usted sabe que ha sido llamado por Dios, puede actuar con valentía y decisión en cualquier situación. Aunque indudablemente habrá momentos y hasta períodos de incertidumbre, saber que usted fue llamado a la obra que está realizando es lo que le ayudará a seguir adelante. El primer año de una iglesia nueva no es fácil. A menudo, la seguridad de su llamado es lo único que tiene para mantenerse firme. Por lo tanto, estar seguro de que ha sido llamado es absolutamente crucial.

¿Cómo reconocer que el llamado es genuino?

  • Oración y estudio de La Biblia: Dios llama y confirma su llamado por medio de la oración y el estudio de La Palabra. La persona que es llamada, a menudo siente que dios confirma su llamado cada vez que ora y lee La Biblia.
  • Sorpresa: Un llamado sorpresa tiene lugar con mayor frecuencia de lo que usted piensa. El ministerio podría no haber estado nunca en sus planes, cuando (¡sorpresa!) Dios intercepta sus planes.
  • Descontento santo: Aunque el enojo, el resentimiento o el descontento hacia una iglesia o pastor puede ser el origen de un llamamiento equivocado, un llamado genuino por lo general estará acompañado de un sentimiento de descontento santo. Esta clase de descontento no está enfocado en los problemas dentro de un ministerio, sino en el deseo de mejorar la situación en una comunidad. El descontento santo además tiene lugar cuando usted ha ignorado el llamado de Dios en su vida y se da cuenta de que no encontrará satisfacción hasta que se rinda a la voluntad de Dios para comenzar una iglesia.
  • Carga por los incrédulos: Un llamado genuino siempre está acompañado del deseo de alcanzar a los incrédulos. Si su meta es transformar a los cristianos de su comunidad, es seguro que no ha sido llamado a comenzar una nueva iglesia. Sin embargo, si tiene una fuerte pasión por alcanzar a los incrédulos, podría estar escuchando un llamado de Dios.
  • Consejo divino: Un llamado genuino estará acompañado de la confirmación de aquellos que lo rodean. Busque a otros líderes (en oración) y juzgue la respuesta de ellos a su llamado.

Por Nelson Searcy&Kerrick Thomas
Tomado del libro:Fundar
Vida

Fundar

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*