¡Adelgace en dos días!

Gracias a una dieta basada en jugos naturales

Y note cómo su cuerpo cambia gracias a una alimentación basada en jugos naturales de frutas y verduras.

Por CherieCalbom

Bienvenido a la dieta para perder peso de fin de semana: el programa de arranque para la pérdida de peso en una misión sana. Y al igual que muchos otros que han utilizado este plan para embarcarse en un estilo de vida sano, también usted se sorprenderá por cómo se siente.

Si cree que no le quedará nada interesante que comer en esta dieta, recibirá una grata sorpresa. Quiero que piense en estos dos días como el lanzamiento de toda una vida de comer sano. Este es su “faro” en el tormentoso mar de las malas decisiones alimentarias que le alejan de sus mejores y más elevadas metas. Si se desvía, es el camino para pilotear hacia casa y regresar a las decisiones que dan vida.

Ya que está a punto de embarcarse en una dieta líquida durante dos días, me gustaría compartir algunas indicaciones acerca de los diferentes tipos de líquidos que yo recomiendo o no recomiendo. En primer lugar, evite los jugos de frutas procesados; se vuelven más productores de ácido cuando son procesados, y especialmente cuando están edulcorados. Los jugos recién hechos con verduras crudas producen alcalinidad, y lograr un sano equilibrio alcalino-ácido mediante su dieta y si estilo de vida es críticamente importante para la pérdida de peso y salud.

Recuerde que puede hacer el jugo la noche anterior a comenzar la dieta y llevarse el jugo al trabajo o a las actividades del fin de semana en una botella o termo. Puede guardar el jugo en un recipiente cubierto en el refrigerdor hasta veinticuatro horas. Algunas personas prefieren hacer suficiente para todo el día de una sola vez y guardarlo en un recipiente grande, y beber a lo largo del día. Eso hará tener mucho jugo, de modo que no tendrá hambre.

El té verde es otro estupendo aditivo a su estilo de vida sano mientras realiza la dieta para perder peso en dos días. Rico en antioxidentes y los fitonutrientescatequinas y otros polifenoles que protegen contra la inflamación, el cáncer y otras enfermedades, el té verde es también termogénico. Por estas razones, es una idea estupenda hacer del té verde parte de su plan de comidas diario. Apunte al menos a una taza de té verde orgánico por día. Una taza de té verde tiene aproximadamente una tercera parte de la cafeína que se encuentra en una taza de café. Evite el té verde su es usted sensible a la cafeína, tiene una lenta función renal o es hipoglucémico.

El té blanco tiene menos cafeína que el té verde, y puede que sea mejor tolerado. Los tés de hierbas son también una estupenda elección, y están bien para quienes tienen una lenta función renal o son hipoglucémicos. Al escoger té verde, blanco y de hierbas, busque producción orgánica.

Asegúrese de beber mucho agua. Se recomienda que beba al menos ocho vasos de agua al día para perder peso y mantener una buena salud.

Para hacer el agua de arándanos verá enumerada en los planes de menú, comience con jugo de arándanos no edulcorado; tan solo jugo, nada añadido. Añada una o dos cucharadas de jugo de arándanos a un vaso de agua. Ajuste el jugo al gusto. Puede añadir unas gotas de stevia.

El agua con gas puede ser sustituida por agua en cualquier momento. Puede añadir un chorro de limón para añadir sabor o jugo de arándanos. En cuando al agua con gas, escoja agua mineral que esté naturalmente carbonada.

Evite por completo las gaseosas; son como beber azúcar líquido con productos químicos tan cáusticos que pueden corroer uñas. Están cargados de azúcar o edulcorantes artificiales que son incluso peor. Estudios los han relacionado con aumento de peso y numerosos problemas de salud. También son muy ácidos. Además, tenga cuidado con los tés edulcorados, bebidas energéticas, bebidas deportivas y agua con vitaminas añadidas. Y siempre evite los refrescos light debido a sus perjudiciales efectos para la salud y el hecho de que en realidad hacen que las personas suban de peso.

Dieta de fin de semana

Si la realiza en fin de semana, comience el viernes en la noche con jugo o un batido para cenar, y siga el plan para el sábado y el desayuno y el almuerzo el domingo. Entonces escoja una receta con alimentos crudos para su cena del domingo.

Si nota que se siente demasiado ausente o su azúcar en la sangre desciende mucho mientras hace la dieta, añada un bol de sopa que le dé energía rápida o un batido verde en una de las comidas.

A continuación tiene un plan de comidas a seguir durante dos días.

Viernes

-Cena

  • Jugo o batido a elegir (como cóctel de arándanos y manzana)
  • Taza de té de hierbas

Sábado

-Desayuno

  • Té verde, blanco o de hierbas con jugo de limón o agua caliente con limón y una pizca de pimienta de cayena (esto ayuda al hígado a seguir moviéndose).
  • Jugo a elegir

-Media mañana

  • 9:30: 0,25 litros de agua o agua de arándanos
  • 10:30: Jugo a elegir
  • 11:30: Té verde, blanco o de hierbas con 0,25 l de agua o agua con gas.

-Almuerzo

  • Jugo a elegir

-Media tarde

  • 1:30: 0,25 litros de agua, agua de limón o de arándanos.
  • 2:30: 0,25 litros de agua, agua de limón o de arándanos.
  • 3:00: Jugo vegetal a elegir
  • 4:00: 0,25 litros de agua, agua de limón o de arándanos.
  • 5:00: 0,25 litros de agua, agua de limón o de arándanos.

-Cena

  • Jugo a elegir (quizá añada una taza de caldo vegetal).
  • Taza de té de hierbas.

Domingo

-Desayuno

  • Té verde, blanco o de hierbas con jugo de limón o agua caliente con limón y una pizca de pimienta de cayena.
  • Jugo a elegir

-Media mañana

  • 9:30: 0,25 litros de agua o agua de arándanos
  • 10:30: Jugo a elegir
  • 11:30: Té verde, blanco o de hierbas con 0,25 l de agua o agua con gas.

-Almuerzo

  • Jugo a elegir

-Media tarde

  • 1:30: 0,25 litros de agua, agua de limón o de arándanos.
  • 2:30: 0,25 litros de agua, agua de limón o de arándanos.
  • 3:00: Jugo vegetal a elegir
  • 4:00: 0,25 litros de agua, agua de limón o de arándanos.
  • 5:00: 0,25 litros de agua, agua de limón o de arándanos.

-Cena

  • Sopa, ensalada o plato principal entrante de alimentos crudos a elegir.
  • Taza de té de hierbas.

Paso siguiente

La mayoría de las personas pierden peso cuando se embarcan en un programa con jugos porque pierden los antojos de comida basura y alimentos altos en carbohidratos. Pero asegúrese de recortar al menos cien calorías de su ingesta calórica diaria. Todos los estudios sobre peso a largo plazo hechos jamás en los que las personas siguieron sin aumentar de peso durante más de dos años demostraron esta sencilla estrategia. Y es muy fácil de seguir.

Además, cien calorías es una cantidad tan pequeña que su cuerpo no será capaz de saber que usted está haciendo dieta. De este modo, su metabolismo no se relentiza, y pierde peso de modo natural.

Desayunar. Si cree que saltarse el desayuno recortará muchas calorías de su dieta y acelerará su pérdida de peso, está en un error. Las personas que se saltan el desayuno por lo general comen más en el almuerzo porque tiene mucha hambre, y normalmente toman más aperitivos a lo largo del día. Comience el día con un potente desayuno: primero un vaso de jugo de vegetales crudos o un batido verde, o un batido de frutos secos. Muchas personas dicen que no tienen tanta hambre después de haber bebido un vigorizante vaso de jugo vegetal o batido verde. Puede que eso sea todo lo que usted quiera tomar, pero si sigue teniendo hambre, continúe con algunas proteínas como frutos secos o semillas crudas, salsa de verduras crudas y vegetales frescos, una tortilla vegetal o un bol de avena. En un estudio de personas que perdieron al menos trece kilos, el 78 % dijo que desayunaba. Asegúrese de comer algo dentro de la primera hora después de levantarse, lo cual aumentará su metabolismo en un 10 %.

Comer sano. Cada día, si trabaja fuera de casa, ponga aperitivos sanos  para llevarlos con usted y tenerlos a mano. Si tiene alimentos como verduras frescas, fruta baja en azúcar, frutos secos crudos o semillas, se sentirá menos tentado a comprar “galletitas”. Y no llegará a casa con un hambre voraz y no se comerá cualquier cosa antes de la cena.

Comer bajo glucémico. Los planes de dieta de bajo glucémico, también conocidos como bajos en carbohidratos, son populares por un motivo: obtienen resultados. Los alimentos de alto glucémico elevan los niveles de azúcar en la sangre, causan que el cuerpo secreto exceso de insulina y conducen al almacenamiento de grasa. Originalmente desarrollada como una herramienta para ayudar a los diabéticos a manejar el azúcar en sangre, la dieta de bajo glucémico se ha vuelto popular en el mercado de la pérdida de peso en gran parte porque funciona muy bien.

Una revista especializada reportaba que los pacientes que perdieron peso con una dieta de bajo glucémico no aumentaron de peso durante más tiempo que los pacientes que perdieron la misma cantidad de peso con una dieta estándar baja en grasas. Hacer dieta baja en grasas no es bueno para nuestro cuerpo. Necesitamos cantidades adecuadas de grasas esenciales como omega-3. Haga que las grasas de calidad constituyan aproximadamente el 30 % de su dieta, lo cual también contribuirá a la saciedad, ese sentimiento de satisfacción y de que ya hemos comido lo suficiente.

Mantener una actitud positiva. Nunca se diga que no puede hacer algo como perder peso. Elimine todos los pensamientos negativos de su mente; hable y piense solamente palabras positivas para usted mismo y para los demás. Si tiene la meta de bajar dos kilos en dos semanas, imagine que se han ido. Piense en esto en términos de lo que quiere usted pesar al final de las dos semanas. ¿Cuán bien se sentirá cuando pese dos kilos menos? Guárdese la autoderrota. No permita que se apodere de usted incluso antes de comenzar.

PONER EN RECUADRO

Recetas de jugo

 –Cóctel de arándanos y manzana

2 tazas de manzanas verdes

¼- ½ taza de arándanos

½ limón

Jengibre a gusto

¼ agua

Triple C

4 tallos de apio con hojas

4 zanahorias

¼ col verde (repollo)

Tomate y especias

2 tomates medianos

2 hojas verdes oscuras

2 rábanos

1 puñado de perejil

1 limón

Sal

– Cóctel “Usted es amado”

3 zanahorias

2 tallos de apio con hojas

1 pepino

1 puñado de espinacas

1 limón

½ remolacha con tallos y hojas

Mañana rosada

1 pomelo rosado

½ manzana verde

Jengibre

Cóctel de verduras

4 zanahorias

1 puñado de hojas verdes oscuras

1 limón

1 puñado de berros

1 diente de ajo

-Verde refrescante

1 pepino

1 hoja grande de berza

1-2 tallos de apio

1 limón

Limonada verde

2 manzanas (la verde es más baja en azúcar)

½ limón

1 puñado de hojas verdes

Por CherieCalbom
Tomado del libro:La dieta para perder peso de fin de semana
Casa Creación

La Dieta Para Perder Peso De Fin De Semana

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*