Encuentra tu libertad personal

Porque solo si somos libros podemos desarrollar nuestro potencial

Por Myles Munroe

El empresario más grande y rico delmundo, y quizá el genio de las computadorasen este siglo, William Henry Gates más conocido comoBill Gates– alteró nuestras vidas parasiempre con sus programas decomputadoras personales. Janet Lowe,en su libro Bill Gates Speaks [BillGates habla], dice: “Gates borró lanoción persistente aunque incorrectade que solamente los grandes filósofos, escritores o académicos tienengrandes ideas. Como explicara el editor de Forbes, Rich Karlgaard: “¡La vieja distinción entre las ideas y los productos, entre lo permanentey lo efímero, se está evaporando!”.

Ahora bien, la pregunta es: ¿Cómo logró Gates tanto éxito? ¿Está directamenterelacionado con su perspectiva poco convencional de la vida en laadolescencia, lo cual le permitió explorar posibilidades inauditas en el universode la tecnología, que como resultado lo llevaron a inventar los componentesclaves de software que cambiaron la vida humana para siempre?

En el sexto grado Gates no era un buen alumno en la escuela, peleabacon sus padres y su vida era una lucha continua. Entonces sus padres decidieron enviarlo con un psicólogo. Después de trabajar con elniño durante un año, el consejero le dio a la madre de Gates una noticiadesconcertante. Dijo que era inútil obligar a Bill a ajustarse a la conductatradicional o a ser obediente. Es decir, que les recomendó noobligarlo a ajustarse a los patrones de norma, sino dejarle espacio comopara que descubriera y fuera él mismo.

¡Descubrir y ser uno mismo! Esta afirmación aparentemente sencillaes el corazón del problema, que hace que el mundo se vea impulsadopor la necesidad de ir en busca de la libertad personal. Gates figurajunto a históricos inventores como Thomas Edison, Alexander GrahamBell, Andrew Carnegie y John D. Rockefeller. Hay muchas otras personascuya obra y pasión cambió el curso de la historia. ¿Qué es lo singularen estas personas, que les hace ser importantes en el mapa deldesarrollo humano? ¿Cuál es la característica única que los separa de lanorma de la humanidad, de la rutina de la convención?

Todos poseían una pasión y convicción personal que los separaba dela multitud. ¿Cuál era el origen de esta pasión? ¿Tenemos todos estemismo impulso? ¿Por qué parece que solo unos pocos miembros de lafamilia humana pueden elevarse por encima del promedio del renombrehistórico y generacional? Creo que la respuesta está en la capacidadinherente al corazón humano de la pasión y la búsqueda de la libertadpersonal.

Definamos la libertad personal

El deseo y la pasión por la libertad personal están en el espíritu y elcorazón de cada ser humano. Para la mayoría de las personas esta pasiónno puede definirse ni articularse, aunque es el impulso que motivala conducta humana. La libertadsebasa en el concepto bíblico histórico tomado de Génesis 1:26. En esteversículo el Creador establece su propósito primario para la creacióndel hombre: “Entonces dijo Dios: ‘Hagamos al hombre a nuestra imagen,conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las avesde los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastrasobre la tierra’”.

A partir de este contexto, la libertad se define como “licencia paraseñorear” o “derecho y capacidad para dominar un dominio específico”.De ahí tenemos la definición de la palabra como “libertad: libertad paradominar”. La verdadera libertad, por ello, es el acceso irrestricto a iren pos del área específica de nuestros dones y talentos, lo cual se definecomo el dominio propio.

La clave a la plenitud personal y la satisfacción es la oportunidad parair en pos del desarrollo, la maximización y plenitud de los dones ytalentos por medio de los cuales uno domina su área de trabajo. Cuandocada una de las personas pueda hacerlo, colectiva e individualmenteimpactaremos positivamente en la Tierra con la naturaleza delCreador. ¡Esto es la libertad!

Buscar la libertad: ¿vivir o ganarse la vida?

Millones de personas como usted y como yo salen de casa todos losdías para ir a un lugar al que llamamos “trabajo”. La realidad, sin embargo,es que simplemente van a su lugar de empleo. Y hay una diferenciaentre el trabajo y el empleo. Defino el empleo como un lugar donderealizamos una actividad en la que podemos o no utilizar nuestros donesy talentos. Quizá sea fuente de ingresos económicos, pero no necesariamentenos lleva a la plenitud y la satisfacción. Un empleo puedellenar nuestra vida con actividad, pero no necesariamente con efectividad.Nos mantiene ocupados, pero no nos hace avanzar.

Para innumerable cantidad de personas el empleo es una prisión socialque soportan en lugar de disfrutar. Se han convertido en “esclavosempleados” que pasan horas de tortura emocional, física y mental, anhelandola libertad de poder estar en otra parte, haciendo otra cosa, encontrandogozo y realización personal en sus vidas. En esencia, paramuchos el empleo es una forma glorificada de esclavitud, que imponeuna forma aceptable de opresión sobre las masas.

Podremos observar que desde el principio la instrucción del Creadoral primer hombre que Él puso en el Jardín del Edén, fue la de trabajar y no la de buscar un empleo. La idea del trabajo, utilizado en este contexto,es la “transformación”, que implica manifestación en lugar de actividad.Es decir que trabajar significa transformarse y manifestar todolo que somos en nuestro interior. Significa liberar y mostrar nuestro potencialpor medio de nuestros dones y talentos. Dicho de manera sencilla,fuimos creados no para ser empleados, sino para ser desplegados, nopara emplearnos sino para desplegarnos.

El problema número uno en el mundo de hoy no es el desempleo sinola imposibilidad de desplegarnos. A causa del espíritu de opresiónmuchas personas encuentran que es más fácil emplearse que desplegarse,porque esto último exige demasiada responsabilidad personal.

La verdadera libertad es ir más allá de nuestro empleo, para hacernuestro trabajo. No es emplearse sino desplegarse. De hecho, si lo queusted hace no despliega ni da rienda suelta a sus talentos, entonces hadescubierto la fuente de su frustración y depresión en su empleo. Creoque los empleos son importantes y debieran ser el prerrequisito para eldescubrimiento y realización de su trabajo. Pero también digo que si noencuentra usted su verdadero trabajo, jamás será verdaderamente libre.Los empleos nos preparan para nuestro trabajo, y deben tomarse comoalgo temporario.

Hace poco entrevisté a una joven que se sentía muy deprimida a causade su empleo. Le pregunté:

¿Qué puesto ocupas?

Soy secretaria

¿Estás feliz y satisfecha con tu empleo?

¡No!¾respondió.

¾Entonces tu empleo no es tu ocupación, sino tu preocupación.

Es por eso que tanta gente odia su empleo. Su empleo no es su ocupación.

Fuimos creados para ocuparnos con nuestros talentos y dones.Este es nuestro trabajo y la clave para nuestra libertad. Estudie a cualquierpersona exitosa, próspera y plena, y verá que ha buscado desplegarsus dones, talentos y pasiones, no el materialismo ni la fama.Debemos aprender que la riqueza, el materialismo, la prosperidad y lareputación son productos secundarios de nuestra verdadera libertad.

Las grandes personalidades como Michael Jordan, Tiger Woods y otrosmás, han logrado niveles excepcionales de éxito e impacto sobre su generacióny el mundo.Es importante observar dos similitudes significativas compartidaspor todas las personas exitosas. Primero: las personas exitosas han ido en pos de sus dones y talentos, y han invertido tiempo y energía en eldesarrollo de sus habilidades en dichas áreas. Segundo: su edad no hasido un factor de importancia. ¿Por qué? Porque la libertad no vienecon la edad, sino con el descubrimiento y realización de nuestros donesen el área de nuestro dominio. De hecho, la gente exitosa se destacaporque domina su área de talento, y es libre de la mentalidad esclava deun empleo. Su libertad los hizo libres.

Un excelente ejemplo del poder de la búsqueda de la libertad es laexperiencia del gran líder histórico que reconstruyó las murallas y restauróla ciudad de la nación de Israel: Nehemías. Si miramos someramentesu ascenso, del empleo al trabajo, de la opresión a la realización,de la esclavitud a la libertad, nos sentiremos inspirados.

Nehemías era el copero real en la corte del rey de Persia. Trabajabacon miembro de la corte. Sin embargo, su pasión y su más profundo deseose encendieron cuando oyó hablar de la condición de la ciudad deJerusalén. Este simple empleado se sintió perturbado al punto de deprimirse.

Observe sus afirmaciones:“…que vino Hanani, uno de mis hermanos, con algunos varonesde Judá, y les pregunté por los judíos que habían escapado, que habíanquedado de la cautividad, y por Jerusalén. Y me dijeron: El remanente,los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia,están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y suspuertas quemadas a fuego” (Nehemías 1:2-3).

Al enterarse de esto, Nehemías sintió que su empleo era la prisiónde su pasión, y esto lo frustraba y deprimía:“Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunosdías, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos (…) me dijoel rey: ¿Por qué está triste tu rostro? pues no estás enfermo. No esesto sino quebranto de corazón. Entonces temí en gran manera. Y dijeal rey: Para siempre viva el rey. ¿Cómo no estará triste mi rostro,cuando la ciudad, casa de los sepulcros de mis padres, está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego? Me dijo el rey: ¿Qué cosa pides?Entonces oré al Dios de los cielos, y dije al rey: Si le place alrey, y tu siervo ha hallado gracia delante de ti, envíame a Judá, a laciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré” (Nehemías1:4; 2:2-5).

Nehemías es el típico ejemplo de un empleado insatisfecho con suempleo a causa de una pasión que se vuelve insoportable. Estabadispuesto a arriesgar la seguridad de un empleo estable, a cambiode una visión personal que tendría impacto nacional e histórico. Anhelabaser libre para ir en pos de su sentido del propósito y del destino.

Descubrir nuestro don y tarea en la vida e ir tras ello, puede marcar la diferencia entre vivir y ganarse la vida. La mayoría de las personas quehay en la Tierra vivirán toda su vida tomando de la vida, y no dando;pagando sus deudas personales, y no su deuda a la humanidad; viviendopara la jubilación, no para liberar su potencial a pleno para su generación.Le desafío a ir más allá de su empleo.

Como Bill Gates, niéguese a ser un miembro de la norma oprimida;elévese para explorar el terreno virgen de su imaginación. Libere sus donesy destape el manantial de los talentos que su corazón atesora.

La responsabilidad de la libertad personal

En una tapa de Newsweek, una de las revistasmás importantes de los Estados Unidos, apareció la fotografía del jugadorde golf más grande del mundo: Tiger Woods. El epígrafe decía “Eldominador”. Al leer este título y el artículo pensé en el mandamientooriginal que Dios, nuestro Creador, le dio a la humanidad: “Dominen latierra” (Génesis 1:28). Creo que Tiger, al desplegar sus dones y talentos,ha cumplido el mandamiento de Dios para su vida, y debiera dar gloria a Dios. También sirve como ejemplo y modelo de lo que significaser verdaderamente libre.La pregunta es: ¿Cómo logró Tiger Woods este nivel de éxito? ¿Quéprecio debió pagar?

Todas las personas que han logrado un legítimo nivel de éxito siempredarán testimonio de desafíos y dificultades que debieron vencer, yque constituyeron el precio de sus logros. Así como sucedió con los hijosde Israel que dejaron la esclavitud de Egipto por la promesa de libertaden Canaán, todos debemos pasar por el desierto de Sinaí. Este desierto representa el entrenamiento para la responsabilidad que exigenel éxito y la libertad.

El artículo sobre Tiger Woods publicado en Newsweek decía queel genio es 99% de sudor y 1% de talento. Esto implica que no importalo talentosos que seamos, debemos estar dispuestos a aceptar la responsabilidadque se requiere para desarrollar y ejecutar nuestrostalentos por medio de la disciplina. Dicha revista les preguntóa otros destacados deportistas qué opinaban sobre el éxito de TigerWood. Todos acordaron en una cosa: “Todo empieza con el antiguo ymuy conocido método del trabajo. No hay píldoras mágicas. No existela gracia sin esfuerzo”. Además, decían: “En este nivel, el talento seda. Pero Tiger trabaja más duro que los demás y es por eso que está dominando allí afuera”. Esta fue la razón por la que los hijos de Israelque salieron de Egipto no llegaron a la Tierra Prometida de la libertad:se negaron a pagar el precio de la libertad. Se negaron a llevarla carga y la responsabilidad de la autodisciplina y el control personal.

El sueño y la visión que llevamos en nuestro corazón, y los talentos ydones que poseemos, solo se manifestarán y maximizarán a través delespíritu de responsabilidad.

Libertad y autoridad

La mayor causa del aborto de innumerable cantidad de sueños y visionesen la vida, es el abuso y el mal uso de la autoridad. Cuando elCreador creó a la humanidad, puso en el ser humano una inconmensurablecantidad de potencial para soñar y lograr la grandeza en la vida parasu gloria.

Más de seis mil millones de personas llaman hogar a este planeta.Cada persona lleva un sueño consigo. Sin embargo, la mayoría de estossoñadores no llegan jamás a desarrollar siquiera más del 1% de suverdadera capacidad, mayormente a causa del destructivo espectro deun ambiente equivocado. Así como una semilla, que lleva en sí unbosque, necesita suelo, nutrientes, riego y aire fresco para desplegartodo su potencial, el espíritu humano necesita alimentarse para revelarseen plenitud.

Esta necesidad de un ambiente adecuado y de estímulos apropiados,es esencial y crítica para que entendamos la naturaleza de la verdaderalibertad. Pensemos nuevamente en Tiger Woods, la sensación del golf;¿cuál fue la clave de su éxito a tan corta edad? Un breve estudio de su pasado revela que su padre, al reconocer el don de su hijo, su talentonatural y su interés en el golf, le compró sus primeros palos y su ropade jugador cuando tenía solamente tres años. Llevó a Tiger al campo degolf todos los días y le daba todas las oportunidades para aprender a jugarmientras crecía.Su padre fue su mentor, y le enseñó la ciencia y los secretos del juego.Permitió que Tiger estudiara a los grandes maestros del golf, queviera el juego por televisión y que asistiera a los campeonatos. Dicho demanera sencilla, creó y le brindó el ambiente que conduciría a la manifestaciónde los talentos ocultos de su hijo. Le brindó el clima adecuadopara que viviera la libertad de explorar sus dones y talentos condisciplina, pero sin inhibiciones.

El propósito de la autoridad y el poder, sea la autoridad de un padre,de un maestro, del gerente de un departamento, del alcalde de una ciudad,de un presidente, de un primer ministro o de un gobernante, no esel de controlar, restringir, inhibir, demorar u oprimir el potencial nacionaly los talentos que están a su cuidado. En cambio, sí consiste en creary brindar el ambiente, la atmósfera y el clima que conduzcan al desplieguey desarrollo de los dones y talentos de cada persona. En esencia, elpropósito del poder y la autoridad es el de proteger y preservar el principiode la libertad.

Este principio se ve reforzado y establecido por el líder más grandede todos los tiempos: Jesucristo, cuando afirmó al final de su gran misiónen la Tierra, hace dos mil años:“Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto,id…” (Mateo 28:18-19).

Es importante observar que Jesús, después de declarar que le habíasido dada toda potestad y autoridad, utilizó su poder para permitirque sus seguidores llegaran a ser todo aquello para lo que habíansido creados.Su concepto del poder y la autoridad era el de identificarlos con unaresponsabilidad confiada a alguien, para brindar una oportunidad a losdemás, con el objeto de que desarrollen su potencial y vayan tras supropósito, para a su vez impactar en el mundo a través de sus dones.

Por ello es esencial que toda persona de autoridad entienda que el propósito del privilegio del poder, es facilitar la productividad y el desarrollode quienes están bajo su responsabilidad. En esencia, el objetivode toda autoridad personal y nacional es la libertad. El mismopropósito de la vida es la libertad para dominar y así cumplir el propósitooriginal y la intención de Dios.Fue nuestro sublime Líder quien afirmó:“Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotrospermaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres (…)Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (Juan8:31-32, 36).

En su carta a la iglesia de Galacia, Pablo resume el propósito integralde Dios al enviar a su Hijo Jesús a la Tierra:“Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres,y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud” (Gálatas 5:1).

Mi oración y deseo para usted es que descubra su propósito en la vida,que defina sus talentos y dones, que vaya tras el objetivo de la verdaderalibertad y jamás permita que otras personas restrinjan o retrasenla responsabilidad que Dios le ha dado de vivir la maravillosa responsabilidadde vivir en libertad.

Por Myles Munroe
Tomado del libro: En busca de la libertad
Peniel

En Busca de la Libertad

2 comentarios en Encuentra tu libertad personal

  1. Yo creo que para el ser humano tener una libertad progresiva tiene que estar en paz con nuestro Dios, y seremos libres de todo lo negativo de las preocupaciones.

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*