Nutrientes que pueden detener el cáncer de próstata

Qué podemos hacer para prevenir esta enfermedad

Descubra qué ocho nutrientes pueden ayudarlo no solo en la prevención sino también en la mejoría del desarrollo de esta enfermedad.

 

Hay pocas palabras que asusten más a los hombres que: “Tienes cáncer de próstata”. Desafortunadamente, médicos dieron ese diagnóstico a cerca de 233.000 hombres, y uno de cada siete escuchó sobre esta enfermedad en algún momento de su vida.

Muchos estudios de las últimas décadas mostraron un claro vínculo entre la alimentación y el riesgo masculino de desarrollar cáncer de próstata. “Un número cada vez más grande de estudios revela que una mejora en la nutrición junto a la suma de ciertos nutrientes pueden reducir dramáticamente el riesgo”, dice el reconocido neurólogo y experto en nutrición Dr. Russell Blaylock.

Dos nuevas investigaciones realizada por la Universidad Duke muestra cómo la dieta afecta dramáticamente el riesgo. Investigadores encontraron que una dieta rica en ciertos carbohidratos y baja en grasas y proteínas reduce el riesgo de cáncer de próstata entre un 60 y un 70 %, y una alimentación con altos niveles de fibras barre el riesgo entre un 70 y un 80 %. Aún si miembros de su familia ha sufrido esta enfermedad, estudios han revelado que una dieta y hábitos saludables pueden colocar las probabilidades de dejar a un lado esta enfermedad de su lado.

Asegúrese de incluir los siguientes ocho nutrientes en tu dieta:

 

  1. Vitamina D. Un estudio reciente del Instituto Nacional de la Salud y del Departamento de Defensa de los Estados Unidos hallaron que hombres que son deficientes con respecto a la vitamina D eran más propensos a desarrollar cáncer de próstata que los otros hombres que sí consumían esta vitamina. El riesgo de contraer un agresivo cáncer crecía más del 500 %. Los expertos recomiendan que al menos cinco mil unidades de vitamina D diariamente o al menos quince minutos de exposición al sol de verano sin pantalla solar.
  2. Melatonina.Una reciente investigación de Harvard reveló que los hombres que tienen altos niveles de la hormona del sueño eran mucho menos propensos a desarrollar cáncer de próstata. “Hemos hallado que hombres que tienen altos niveles de melatonina tienen un 75 % menos de riesgo de desarrollar esta enfermedad en comparación con hombres que tienen bajos niveles”, dijo la investigadora Sarah Markt. Muchas especialistas de la salud aconsejan el consumo de tres miligramos de esta hormona.
  3. Licopeno.El licopeno es el pigmento que le da a los tomates y las sandías su brillante color rojo. Es un antioxidante, y los estudios han mostrado que puede reducir el riesgo de cáncer de próstata hasta un 35 %. Un estudio halló que los hombres con cambios pre cancerígenos en sus próstatas que tomaron cuatro miligramos de licopeno dos veces por día redujeron el riesgo. Otro estudio de la Universidad Británica de Portsmouth descubrió que el licopeno en tomates se convierte mucho más biológicamente activo cuando se cocina con una pequeña cantidad de aceite.
  4. Indole-3 carbinol. Indole-3 carbinol (I3C) se crea a partir de la descomposición de compuestos que se encuentran en las verduras crucíferas, como el brócoli y el repollo. “Estudios han mostrado que combinar licopeno en dosis de veinte a treinta miligramos con I3C ¾extraído del brócoli¾ puede encoger drásticamente una próstata inflamada y reducir el riesgo del cáncer formidablemente”, aseguro el Dr. Blaylock. Para aquellos hombres que ya sufren de esta enfermedad, un estudio reportado en el Diario de Biología Química encontró que el organismo convierte el I3C en una sustancia llamada DIM que no permite que las células cancerígenas crezcan y se desparramen.
  5. Extracto de semilla de uva. Un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Cáncer halló que tomar extracto de semilla de uva reduce el riesgo del cáncer de próstata entre un 40 y un 60 %. Al comienzo del estudio, los investigadores descubrieron que hombres que regularmente consumen el extracto redujeron el riesgo en un 41 %, y aquellos que tomaron el suplemento por diez años lo redujeron en un 62 %.
  6. Extracto de té verde.Investigadores italianos de la Universidad de Parma estudiaron hombres con una forma pre maligna de cáncer de próstata llamada neoplasia intraepitelial prostática (NIP). Los que tomaron tres cápsulas de doscientos miligramos de extracto de té verde diariamente redujeron su riesgo de disminuir cáncer en un 90 % cuando los compararon con hombres que tomaban placebo.
    Investigadores de la Universidad Estatal de Luisiana encontraron que cuando los hombres que tenían planeada una cirugía tomaron cuatro cápsulas de polifenol E, un ingrediente activo en el té que era equivalente a doce tazas de té verde, su nivel de antígeno prostático específico (APE) alcanzaba como mucho un 30 %.
  7. Curcumina. La curcumina es el compuesto activo en la cúrcuma india, y científicos del Centro del Cáncer de la Universidad de Nuevo México hallaron que una versión sintética de la curcumina redujo y hasta paró el crecimiento de las células cancerígenas en el laboratorio, resultados que se hicieron eco de un estudio alemán. Investigadores habían descubierto que la curcumina activa una molécula que reduce la proliferación de las células. Otro estudio japonés encontró que este elemento causaba que los índices de APE alcanzaban un 50 %.
  8. Quercetina.Este poderoso antioxidante, un bioflavonoide encontrado en las manzanas, cebollas y ajo, frena los cambios en la próstata que conducen al cáncer. Investigadores chinos hallaron que las células prostáticas tratadas con quercetina morían en cuarenta y ocho horas, e investigadores de la Clínica Mayo descubrieron que este componente disminuye o previene el crecimiento del cáncer.

Tomado de NewsmaxHealth

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*