La Biblia y su fe acompañan a los astronautas en el espacio

No hay lugar en donde Dios no esté

La fe ha sido una fuerza de impulso en la historia de la NASA, la agencia estadounidense que explora el espacio exterior. Los astronautas llevan Biblias en sus misiones, según informaron dos de los participantes en las misiones espaciales, los astronautas Mike Good y Mike Massimino. Ambos pilotos, quienes han realizado misiones con el transbordador espacial Atlantis dijeron que se han encontrado con Dios viendo desde el espacio la maravilla de la creación.

Los dos astronautas tienen miles de seguidores en sus redes sociales y dan numerosas conferencias. Y siempre que pueden muestran a Dios a través de las cosas creadas por Él y de las que ellos han sido unos privilegiados observadores.El coronel Mike Good asegura con convencimiento que “dicen que no hay ateos en las trincheras, pero probablemente tampoco los haya en los cohetes espaciales”. De hecho, la fe es algo muy común en la NASA y está muy vinculada a su historia.Este astronauta que ha estado dos veces en el espacio con el Atlantis, una de ellas en la misión con el telescopio orbital Hubble, afirma que su fe se ha visto fuertemente fortificada por las vistas que ha podido observar desde la estación espacial.

Algo muy similar le ocurrió a su compañero Mike Massimino, con quien compartió la misión espacial. En una entrevista, le pidieron describiera lo que era estar en el espacio, y confesó que “soñaba con ser astronauta cuando era niño. Tenía 6 años cuando Neil Armstrong caminó por primera vez en la luna. La visión de la Tierra es tan impresionante desde el espacio. Podemos ir a los simuladores pero no hay nada que pueda prepararte para lo que tus ojos verán realmente cuando se trata de la belleza del espacio y la belleza de la Tierra”.

Intentando explicar lo que sintió afirmaba que “no puedo describirlo con palabras pero puedo decir cuáles eran mis pensamientos. Cuando en la caminata espacial pude mirar, el primer pensamiento que vino a mi mente fue que, si estuviera en el Cielo, esto es lo que vería”.

La fe ha sido una fuerza de impulso en la historia de la NASA. Y es que los empleados de la agencia aeroespacial estadounidense llenan los bancos de las iglesias cercanas al Centro Espacial Johnson. La iglesia presbiteriana Webster es conocida como la “iglesia de los astronautas”. El mismo portavoz del Centro Espacial Johnson, asegura que “la NASA no provee los recursos espirituales pero objetos religiosos como cruces, biblias, oraciones se encuentran entre los objetos personales más comunes llevados al espacio”. Es por ello por lo que “muchos compañeros astronautas llevan música cristiana y Biblias”, dice Mike Massimino.

Tomado del Religión y libertad

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*