Un Antivirus implacable

Cubrir toda nuestra vida con La Palabra de Dios

Por Marcos Witt

Un virus es simplemente un programa diseñado para destruir otro programa. Por ejemplo, si un programa se ha diseñado con el fin de pintar imágenes en la computadora pero llega el virus para remover archivos y borrar el lenguaje de ese programa, llegará el momento en que el programa original no podrá funcionar según estaba diseñado porque el virus lo destruyó.

Por eso escriben otros programas (llamados “antivirus”) con el fin de restaurar el programa a su condición original. El antivirus restaura los archivos originales, el idioma usado por el programador original y pone orden general a fin de que el programa regrese a su estado de funcionamiento normal.

Tomando este ejemplo como analogía, nuestra mente se escribió con un idioma y con archivos originales que garantizan una vida de triunfo y de victoria. El Programador original puso todo dentro de nosotros para lograr todas las cosas que Él planeó para nuestra vida. Sin embargo, llegó el enemigo y comenzó a meter una gran cantidad de mentiras (virus) que borraron, removieron y destruyeron la funcionalidad del programa original.

Por eso vivimos frustrados y esclavos a las mentiras de Satanás. Hasta que descubrimos el Antivirus. Una vez que conocemos el poderoso Antivirus que Dios escribió, somos capaces de comenzar a ordenar de nuevo nuestros pensamientos y a regresar al estado original de victoria que Él desea para nosotros. Podríamos verlo de esta manera: después de que Dios escribió el programa original, nos dejó el manual de funcionamiento para sacar el mayor provecho posible a la computadora. En el manual, nos dejó las instrucciones para rescatar archivos dañados y restaurar programas destruidos por el enemigo puesto que el Señor sabía que tendríamos un enemigo que desearía nuestra destrucción y muerte. El Señor sabía muy bien cómo lo podemos vencer y restaurar el orden en nuestro pensamiento y corazón.

Cuidado con la entrada

Me llamó la atención que los documentos que leí sobre cómo impedir la entrada de un virus, tenían como encabezado: “Protege los puertos de entrada”. El idioma en esos documentos es muy técnico, no lo voy a repetir. Haré el esfuerzo de escribirlo en idioma sencillo: cada computadora tiene varios puertos de acceso a ella. Si no tenemos cuidado, por alguno de esos puertos puede entrar un virus. Tenemos que cuidar lo que entra a nuestra computadora.

Una vez alguien me mandó un correo electrónico que al parecer contenía una foto. En esa ocasión me mandaron un virus llamado “Caballo de Troya”. Este tipo de virus permite que el remitente (u otros que tengan los programas para hacerlo) puedan entrar en mi computadora y cambiar archivos, borrarlos, introducir otros, etc. En fin, pueden causar mucho daño con la introducción de uno de estos virus.

Es lo mismo que ha hecho Satanás desde hace mucho tiempo. Ha instalado impostores en tu mente y en tu corazón. Ha instalado mentalidades y mentiras que alertan el buen uso del tu vida. A través de algunas palabras de engaño, mentiras o situaciones difíciles, introdujo el “caballo de Troya” y a través de ese impostor que ahora reside en tu disco duro (mente y corazón), el enemigo logra daño en tu vida. Esa es una de las razones por las que no has experimentado la victoria a pesar de que te han programado para ella. ¿Qué necesitamos hacer? Necesitamos erradicar los caballos de Troya que Satanás ha instalado. Hay procesos muy sencillos para hacerlo. Lo único que necesitamos es un poco de disciplina y determinación para poder lograrlo.

¿Cómo empezó todo? Por no cuidar el puerto de entrada. La Biblia dice que el pueblo perece por falta de conocimiento. Tenemos que ampliar nuestros conocimientos para estar más alerta y preparados. Por ejemplo, a través del incidente que me sucedió, aprendí a no abrir cualquier correo electrónico, sino que busco ciertas características del mismo que me delatan que no viene bien.

Con el simple hecho de estar alerta a lo que permitimos “entrar” a nuestra computadora, estamos en el camino de experimentar el triunfo del Señor.

Aplica el Antivirus

¿Cómo podemos reparar nuestro disco duro? Hay programas especiales para corregir discos en mal estado. Son antivirus diseñados para ingresar a la computadora, revisar toda la superficie del disco, ver qué archivos están fuera de su lugar y volverlo a organizar como se pensó desde el principio, en su modelo original. Cuando Dios te creó (el principio) tenía un propósito en mente para tu vida (el fin). Dios tenía un fin en mente, desde el principio.

El antivirus más poderoso que existe para nuestro disco duro espiritual es La Biblia. Es el programa original a fin de que tengas la victoria. Son las palabras y los pensamientos del Creador original. Esta Palabra tiene poder para reconstruir todo tu disco y conseguir que seas un gran triunfador. Necesitamos leer La Palabra de Dios ya que son las instrucciones para que vivamos una vida en abundancia.

Recuerdo la historia que me contaron de un señor que compró algo que pensó que era un televisor. Lo llevó a su casa y lo conectó a la corriente eléctrica. Comenzó a tocar todos los botones y no podía hacerlo funcionar. Le hacía falta leer el manual operativo. Después de leerlo, se dio cuenta de que había comprado un horno microondas y no un televisor.

Muchas veces ocurre lo mismo en nuestra vida. Tocamos todos los botones, nos volvemos enchufar y nada sucede. Es que si no leemos el manual instructivo nada va a funcionar como debiera. Necesitamos el Antivirus perfecto (La Biblia) para destruir todas las mentiras que Satanás quiere hacerlos creer.

Por Marcos Witt
Tomado del libro: Renueva tus neuronas
Editorial Unilit

Renueva tus Neuronas

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*