Consejos para desintoxicarse

Restaure su salud y energía a través de una sana alimentación

Por el Dr. Don Colbert

Es muy importante escoger frutas y verduras orgánicas para evitar los productos químicos utilizados como pesticidas y fertilizantes en la mayoría de los alimentos que se producen comercialmente. Comprendo que puede que sea difícil de cambiar a una dieta totalmente orgánica para el propósito de la dieta de desintoxicación, ya que el costo de las verduras y productos orgánicos puede que sea un poco caro para su presupuesto. Recomiendo que comience eligiendo tan solo algunos alimentos orgánicos. A medida que pueda progresar hacia alimentos producidos más orgánicamente, estará en el camino hacia una dieta sana.

La definición técnica de alimentos orgánicos es “productos alimenticios que son cultivados con la adición solamente de fertilizantes animales o vegetales al terreno, como estiércol, hueso molido y abono”. Los alimentos orgánicos se producen sin el uso de pesticidas artificiales y fertilizantes químicos, y son mínimamente procesados. Esto significa que no contienen grasas hidrogenadas, aditivos artificiales, conservantes y organismos genéticamente modificados.

Incluir los siguientes alimentos en su dieta le ayudará a eliminar alimentos dañinos y a comenzar a alimentar su cuerpo de manera más natural. Las siguientes categorías de alimentos verdaderos deberían ser parte de su dieta diaria familiar: frutas secas orgánicas, verduras frescas orgánicas, hojas verdes para ensaladas; panes integrales como pan de centeno, espelta, mijo o arroz integral (evite el trigo); agua (consuma mucho agua filtrada o embotellada); jugos recién exprimidos; lecho de arroz, de almendras y de sésamo; frutos secos (como almendras, nueces) y semillas (como las de calabaza, girasol, sésamo o de linaza); hierbas frescas siempre que sea posible; tés de hierbas como el de cardo mariano, de espárragos, té verde, blanco, negro, té de camomila y otros; huevos producidos orgánicamente; pescado como salmón, sardinas y atún; y pollo de corral u orgánicamente criado.

Productos a evitar

Desde luego, junto con añadir alimentos que pueden ser nutritivos para su cuerpo, debería evitar alimentos que puedan tener efectos dañinos. La siguiente es una lista parcial de alimentos que deberían evitarse generalmente cuando se realiza un programa de desintoxicación: café; productos lácteos; azúcar; pasta de trigo; arroz blanco, sal, alcohol, aditivos alimentarios artificiales, papas fritas, endulzantes artificiales; grasas hidrogenadas; bebidas carbonatadas; alimentos procesados como plan blanco, galletas saladas; maíz.

Puede desvincularse de hábitos de comida poco sanos sustituyendo conscientemente productos alimentarios dañinos que han sido sus favoritos por mucho tiempo por otros parecidos pero sanos.

Por ejemplo, si su alimento favorito es el pan de trigo, usted puede reemplazarlo por mijo o arroz integral (sin gluten). Si consume leche entera, puede comenzar a tomar leche de arroz, almendra o sésamo.

Algunas pautas saludables

No corte o prepare las frutas o verduras antes de que esté listo para comerlas. Puede que se vea tentado a cortar ese melón o esos palitos de zanahoria solo por la comodidad de poder agarrarlos más delante de la heladera. Sin embargo, las frutas y verduras pierden sus nutrientes cuando son cortadas y almacenadas. Es mejor prepararlas cuando sabe que serás comidas de inmediato,

No cocine los alimentos con demasiada antelación. Aunque a las amas de casa ocupadas les gusta preparar las comidas con anticipación, necesitan entender que recalentar la comida y las obras les quita a los alimentos valiosas vitaminas, minerales y nutrientes.

Las frutas y verduras deberían comerse con piel siempre que sea posible, porque muchas vitaminas y minerales realmente se concentran justamente debajo de la cáscara. Debería ser seguro comer la capa exterior de las frutas y verduras orgánicas; sin embargo, si no ha adquirido productos orgánicos, es imperativo que lave esos alimentos con cuidado.

Es mejor utilizar frutas y verduras frescas y cultivadas orgánicamente; sin embargo, si no tiene a su disposición productos frescos, escoja frutas y verduras congeladas, ya que su valor nutritivo es parecido. Evite siempre las frutas y verduras enlatadas.

El cocinado más beneficioso

Una regla sana general para comer de modo saludable es comer tan cerca de la naturaleza como sea posible, escogiendo alimentos vivos. Las frutas y verduras crudas son las mejores. Sin embargo, después de haber escogido una buena parte de su dieta con alimentos crudos, hay maneras sanas de preparar los alimentos. Le recomiendo que pruebe las siguientes:

–          Cocer al vapor es una manera maravillosa de cocinar verduras. Cocerlas ligeramente  causa muy poca pérdida de nutrientes.

–          Sofreír es un buen método para cocinar porque los alimentos se cocinan ligeramente de modo que retienen la mayoría de sus nutrientes. Puede sofreír utilizando una pequeña cantidad de caldo de verduras o de agua en lugar de aceite. Si el aceite es esencial para la preparación de la comida, utilice una pequeña cantidad de aceite de oliva extra virgen.

–          Hervir no es un método ideal para cocinar verduras. Sin embargo, si debe hervirlas, haga hervir primero el agua y después añada las verduras durante breves momentos. No permita que se empapen en el agua. Escúrralas de inmediato sírvalas.

–          Asar es un método aceptable de preparación de alimentos. Puede seguir disfrutando del sabor de carnes y verduras asadas si las prepara con seguridad. Al asar sus carnes de corral, sencillamente evite quemar la carne. La carne quemada contiene un productos químico llamado benzopireno, que es una sustancia muy carcinogénica.

Por el Dr. Don Colbert
Tomado del libro: Libérese de las toxinas
Casa Creación

Se el primero en comentar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*