“Un Millon de Biblias para los Hogares de Argentina”

Tiempos de grandes desafíos para la sociedad Biblica Argentina

“Un millón de Biblias para los hogares de Argentina”

 

En el mes de la Biblia, quisimos conocer la labor de una institución que ha trabajado incansablemente para promover su distribución y lectura, y constituye una herramienta imprescindible para cualquier proyecto misionero de la iglesia nacional.

 

Está entrañable institución vive una nueva etapa llena de proyectos y desafíos de fe al servicio del Pueblo de Dios. Conversamos con su nuevo Director General, Rubén del Ré, para que nos comparta su proyecto más ambicioso que está en pleno desarrollo: la impresión y distribución de un millón de Biblias para los hogares argentinos. Rubén nos abre las puertas de la Sociedad Bíblica Argentina (SBA), y nos comportante sus más profundos pensamientos.

 

L. C.: Rubén, ¿qué es y cómo surgió el proyecto Un millón de Biblias?

Hace unos doce años, un grupo de colaboradores de la SBA comenzó un intenso tiempo de ayuno y oración, pidiendo al Señor que hiciera algo grande a través de la obra bíblica, con un proyecto que excediera nuestras capacidades humanas y el buen trabajo que se había hecho hasta entonces. Era el tiempo de la gran crisis del 2001-2002, donde teníamos Biblias para entregar sin cargo, pero las diversas congregaciones no tenían recursos ni para pagar el traslado de ellas. Pasaron muchos años, y hubo cambios en la institución. Pero el Señor quiso responder esa oración en este tiempo. El año pasado tuvimos la experiencia de que se acercaran hermanos y pastores de distintos lugares del país trayéndonos una palabra de desafío de parte del Señor. Recuerdo de dos pastores muy humildes, uno en la Patagonia y otro en la Villa 31, animándonos a poner “una olla grande…”, y preparar “vasijas vacías, no pocas…” para algo grande que Dios quería hacer, basándose en los episodios del profeta Eliseo en 2 Reyes 4. Y en ese contexto, mientras enfrentábamos severas dificultades para la importación de Escrituras, una mañana uno de nuestros coordinadores comparte una idea clara que el Señor le mostraba: “Un millón de Biblias para los hogares de Argentina”. Nos pusimos a llorar, a orar y a trabajar, entendiendo que Dios nos estaba impulsando a esto.

 

L. C.: ¿Por qué es un proyecto que ha superado todos los desafíos anteriores? ¿Cómo se financian?

Es importante entender que no se trata de un proyecto editorial. La SBA es una organización sin fines de lucro cuya misión es hacer que La Palabra de Dios pueda llegar a todos a un precio que puedan pagar y, si es necesario, gratuitamente. Tampoco se trata de un “descuento extraordinario” para librerías e iglesias, ni siquiera de Biblias económicas para distribuir masivamente. La idea es alcanzar un millón de hogares de Argentina con el Evangelio de Jesucristo, acompañado de la entrega de un ejemplar de La Biblia, sin que el dinero sea un impedimento. Así que se trata de alcanzar hogares, más que de distribuir Biblias. Anhelamos que cada argentino sepa “que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores” (1 Timoteo 1:15), que esa presentación del Evangelio esté acompañada de la entrega de un ejemplar de Las Sagradas Escrituras, y que el dinero no sea un obstáculo, para que hasta el hermano más humilde pueda evangelizar con La Palabra. Pero, por otro lado, anhelamos que estas Biblias sean las más caras de todas: las que involucran nuestra propia vida en la evangelización. Por eso sabemos que las verdaderas dueñas del proyecto son las iglesias locales, y no la Sociedad Bíblica. La que arma sus planes evangelísticos, presenta el mensaje y entrega La Palabra es la iglesia local.

 

L. C.: ¿Cómo se financian?

El proyecto se sostiene a través de dos vías: las ofrendas de hermanos e iglesias locales, y la venta de otras Biblias más caras, Biblias de estudio o con comentarios, o con encuadernaciones más finas. Por eso siempre decimos que al comprar una Biblia de la SBA, la persona ayuda a que otros reciban La Palabra a un precio que puedan pagar.

 

L. C.: ¿Cuál ha sido la respuesta de las iglesias hasta el momento?

La respuesta ha sido sorprendente. Hay congregaciones que están desarrollando sus estrategias evangelísticas con la entrega de un ejemplar de La Biblia, y haciendo un seguimiento de los nuevos contactos. En una ciudad formaron una fuerza de “colportores”, hermanos que van casa por casa ofreciendo La Palabra, como se hacía más de cien años atrás, en una estrategia que dio nacimiento a muchas nuevas congregaciones. Hay familias que están haciendo su lista de contactos y orando por ellos, para que La Palabra de Dios entregada obre en esos corazones.

 

L. C.: ¿Nos podés contar uno de los testimonios que más los ha alentado a continuar con el proyecto?

Son miles, que solo el Señor conoce, pero te cuento uno de hace diez días. Visitando una ciudad del interior conocí a una niña de 10 años, que vive con su mamá y sus cinco hermanitos en una habitación. El año pasado mataron a su papá. Ella participa de una Hora Feliz, y ya tenía un Nuevo Testamento, pero quería tener una Biblia completa; con el “Viejo Testamento”, como dice ella. Sus maestros cumplieron este deseo, y hoy está terminando de leer La Biblia completa y memorizando muchos versículos. Oramos para que este millón de Biblias se convierta en un millón de historias de transformación de vidas y de hogares para la gloria de Cristo.

 

L. C.: ¿Cómo está hoy la Sociedad Bíblica Argentina? ¿Cuál ha sido tu objetivo desde que asumiste como director general de la institución?

¡Uy, eso es difícil de contarlo en forma breve! La verdad es que hemos enfrentado una difícil situación financiera, pero el Señor ha mostrado una vez más que es Él quien lleva adelante la obra de difusión de su Palabra. Es maravilloso poder ser testigos de eso. También ha sido clave el incrementar el relacionamiento con iglesias. Pertenecemos a iglesias para servir a iglesias, con lo cual es fundamental escuchar sus necesidades. Queremos ayudarlas a que La Palabra de Dios sea central en la predicación, la enseñanza y la vida del creyente.

 

L. C.: ¿Qué significa haber podido completar la traducción de La Biblia a un nuevo lenguaje nativo?

Bueno, el tema de traducciones siempre ha sido central a la misión de la SBA. Desde la traducción al ya extinguido idioma yaghán, pasando por el mocoví, pilagá, toba del oeste, quichua santiagueño, chorote, hasta la traducción de La Biblia completa al wichí que se presentó en 2002. Pero hace apenas dos meses tuvimos la enorme alegría de participar en el acto de culminación de la traducción bíblica al toba qom, luego de trece años de arduo trabajo en la última etapa. Pensá que en muchos casos se trata de lenguas orales o ágrafas, por lo cual hay que comenzar desde la creación del alfabeto, la ortografía y la gramática. Así que el impacto para las comunidades es indescriptible. No solo dicen: “Ahora tenemos La Biblia en nuestro idioma”, sino que expresan: “Ahora tenemos nuestro idioma, gracias a La Palabra”. Rafael Mansilla, cacique toba y uno de los traductores bíblicos, me decía: “Hace treinta años nos daba vergüenza hablar en nuestro idioma. Pero hoy estamos orgullosos de nuestra lengua, gracias a La Biblia. Ella nos devolvió nuestra dignidad como pueblo”.

 

L. C.: ¿Que otros proyectos están impulsado?

Desde hace años desarrollamos proyectos de alfabetización en las comunidades wichí, en trabajo conjunto con la Iglesia anglicana. También tenemos proyectos destinados al trabajo en las cárceles, a niños en riesgo, un proyecto de Biblia y cultura, talleres de ciencias bíblicas, jornadas bíblicas para jóvenes y varios más. La tarea del voluntariado, que ha sido uno de los baluartes históricos de la SBA, es invalorable.

 

L. C.: ¿Qué le dirías ese pastor que aún desconoce el ministerio de Sociedad Bíblica Argentina?

¡Que se sienta parte de la SBA porque lo es! Algunos creen que la Sociedad Bíblica Argentina pertenece a alguna empresa internacional, que tiene un accionista extranjero o cosas por el estilo. Nada de eso es cierto. Esta institución pertenece a las iglesias y existe para servirlas. Los socios de esta organización sin fines de lucro son decenas de pastores y líderes de las distintas denominaciones y regiones del país. El dinero que se obtiene por la venta de materiales bíblicos se reinvierte en la misión, para nuevas traducciones, proyectos misioneros o distribución gratuita. Por eso les invitamos a acercarse y compartirnos sus necesidades. A interesarse por la obra bíblica, orando y ofrendando para sus proyectos. Y a que doblemos juntos nuestras rodillas, pidiendo al Señor que abra puertas para La Palabra en nuestra nación.

 

 

RECUADRO

Para conocer mejor a La Sociedad Bíblica Argentina

 

 

Su fundación

Los primeros Nuevo Testamentos llegaron en 1806, pero se toma el año 1825 como fecha oficial del inicio de la Sociedad Bíblica, primero como fuerza misionera desde el extranjero. En 1966 un grupo de pastores y líderes locales decide fundar la Sociedad Bíblica Argentina.

 

            Las traducciones a lenguas nativas

Actualmente existen las traducciones de La Biblia completa en wichí y toba qom, Nuevos Testamentos en toba del oeste, chorote, mocoví y pilagá, Antiguo Testamento (corto) en mocoví, Evangelios y otras porciones de La Palabra de Dios en toba-pilagá Y quichua de Santiago del Estero. Además, distribuyen La Biblia en audio y en sistema Braille para ciegos.

 

            Cantidad de ejemplares

En el último tiempo se han distribuido más de trescientos cincuenta mil Biblias anuales, pero la proyección de este año supera el millón.

 

            Sucursales en el país

Las oficinas centrales están en Tucumán 358, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. También hay sucursales en Rosario, Córdoba, Mar del Plata y Bahía Blanca, desde donde los promotores salen a visitar cada iglesia del país. Se puede obtener más información a través de sus páginas: www.sba.org.ar y www.millondebiblias.org, o a través de Facebook y Twitter.

 

            Financiamiento de Biblias

A través de las ofrendas voluntarias de iglesias y creyentes particulares y, principalmente, a través de la venta de Biblias de mayor precio. Su lema siempre ha sido que todos tengan acceso a La Palabra de Dios a un precio que puedan pagar y, si es necesario, gratuitamente.

 

 

RECUADRO

La Biblia está disponible en 2.544 idiomas

El último informe sobre la Traducción Mundial de Las Escrituras, publicado por las Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) reveló que La Biblia ha sido traducida por el momento en 2.544 idiomas.

La información sobre la cantidad de versiones traducidas para los idiomas de todos los continentes se han reunido en el Museo de la Sociedad Bíblica de Brasil (SBB), pero para el sector de SBU, Las Biblias se han reunido en la Biblioteca de la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

Estas instituciones señalaron que el 31 de diciembre del 2012, fueron publicadas un 1.249 Nuevos Testamentos, 810 porciones bíblicas y 485 Biblias completas.

A pesar de los avances, el trabajo de llevar La Palabra de Dios a todos los pueblos continúa porque hay cerca de siete mil lenguas en el mundo explica Erní Seibert, secretario de Comunicación y Acción Social de Sociedad Bíblica de Brasil.

“Hay cerca de siete mil lenguas en el mundo, y por lo tanto hay un gran número de personas sin acceso al mensaje bíblico en el idioma que habla su corazón. Llegar a todos los pueblos es nuestro desafío, pero damos gracias a Dios por permitir que los esfuerzos para traducir el mensaje bíblico ha dado buenos resultados”.

África, es el continente que más ha recibido traducciones, ya que se han traducido unos 745 ejemplares de La Biblia. Asia, ocupa el segundo lugar con 619 traducciones. Oceanía está en tercer lugar, con 449 idiomas.

La Sociedad Bíblica de Brasil, informó que en el continente americano se realizaron 516 traducciones y en Europa, 212.

Cabe destacar que existen tres publicaciones en idioma auxiliar, por ejemplo, el esperanto, una lengua auxiliar artificial creada por el oftalmólogo polaco de origen judío Lázaro Zamenhof en 1887.

Varias organizaciones se esfuerzan por traducir Las Escrituras a todos los idiomas del mundo. El informe también muestra el progreso de las revisiones de las traducciones y en los esfuerzos para crear ediciones más altas para mejorar esas publicaciones.

(Fuente: NoticiaCristiana.com)

 

 

1 comentario en “Un Millon de Biblias para los Hogares de Argentina”

  1. Bendiciones y felicitaciones x que la palabra de Dios llego a muchisimos hogares. Mi inquietud seria di hay planes para impactar niños con un proyecto asi..que la biblias para niños esten al alcanze de sus manos.¡

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*