mail

Suscribite a nuestro boletín

¿La ciencia contradice la existencia de Dios?

Muchos dicen que ya no hay lugar para Dios en una sociedad científica, pero ¿es eso cierto? ¿En verdad la ciencia excluye a Dios de la realidad?

A lo largo de los tiempos, desde que tenemos registros históricos, los seres humanos han creído en deidades, ya sea porque a través de esta creencia podían explicar fenómenos naturales que hasta entonces se desconocían sus causas o porque habían reflexionado filosóficamente acerca de la realidad.

Sea cual sea el caso que tomemos, lo trascendente ha ocupado un lugar importantísimo en la vida de los hombres. Hoy, siglo XXI, parece que esa tendencia va decreciendo por causa del avance del conocimiento científico, ya no son pocas las personas que reemplazan la creencia en Dios por la observación y la metodología.

¿La ciencia ha venido a demostrar que la idea de Dios era solamente un mito de comunidades primitivas? 

Hasta principios del siglo pasado la comunidad científica creía que el universo era estático, siempre ha estado ahí, punto. La idea de un comienzo del cosmos era una idea religiosa, descrita en un viejo libro al que “ya no deberíamos prestarle atención”. 

Pero de repente esa comunidad sufrió un temblor, un hombre de cabello raro postuló una teoría que vendría a quitar del trono al mismísimo Isaac Newton, estamos hablando de Albert Einstein y su teoría de la relatividad. 

Esta teoría nos permitiría ver el universo de una manera completamente distinta, tanto que unos muchachos llamados Alexander Friedmann y Georges Lemaitre trabajaron con estas ecuaciones de Einstein y llegaron a la conclusión de que el universo se está expandiendo. Pero no solo eso, sino que si este está constantemente en expansión, eso quiere decir que, si nos remontamos al pasado, hubo un instante en el que el universo tuvo que haber empezado a existir, ese punto remoto en el pasado fue llamado singularidad. 

Cuando los resultados de estas ecuaciones fueron presentados a Einstein mucho no le gustó, dado que esta teoría es muy similar a las afirmaciones de un viejo libro que decía algo así “en el principio creó Dios los cielos y la tierra…” 

Pero en el año 1929 no tuvo otra opción más que aceptar esta idea dado que un tal Edwin Hubble lo invitó a observar en su telescopio cómo aplican sus ecuaciones en el universo, y llamativamente Einstein vio lo que algunos años atrás Lemaitre le había dicho a través de números, el universo se expande, y eso quería decir que tuvo que haber comenzado a existir en un pasado remoto. 

Hoy la hipótesis aceptada por la gran mayoría de la comunidad científica es la teoría inflacionaria conocida como el Big Bang

Santiago Alarcón

Ahora, regresando al tema de Dios, ¿cómo estos hallazgos pueden ayudarnos de alguna manera a resolver la pregunta de si Él existe? Pese a que el siguiente argumento es filosófico, la ciencia moderna nos arroja buena evidencia para reforzar el siguiente silogismo: 

Premisa 1: Todo lo que comienza a existir tiene una causa

Premisa 2: El universo comenzó a existir 

Conclusión: El universo tuvo una causa 

Conocido como el argumento cosmológico Kalam, popularizado por el Dr. William Lane Craig, este argumento nos conduce por una línea lógica a una conclusión, si su lógica es correcta y sus premisas sólidas están fundamentadas en razones o evidencias, la conclusión del argumento es cierta. 

Evidentemente, todo lo que comienza a existir tiene una causa, dado que de la nada, nada viene. Así que la premisa 1 está justificada por la razón

La premisa 2 es la que históricamente se ha discutido, y más allá de que filosóficamente hay razones muy fuertes para defender la verdad de ésta, hoy la ciencia es la que la apoya. La ciencia, que según muchos pensadores vino a destronar a Dios, es la que confirma un argumento en favor de la existencia de su existencia. Hoy, a la luz de la evidencia, podemos afirmar que el universo en un momento determinado comenzó a existir. 

Por ende, la conclusión es válida. Ahora, el tema no termina aquí, sino que deberíamos preguntarnos ¿qué causó al universo? Y podríamos pensar lo siguiente, si este es espacio, tiempo y materia su causa debe ser necesariamente eterna, aespacial e inmaterial. No solo eso, sino que el causal tuvo que ser tremendamente poderoso dado que fue lo que originó la inmensidad del universo y, además, tuvo que haber sido inmutable (no cambia) dado que es eterno.

Y por último, su causa tuvo que haber sido personal, y dado que este último punto me llevaría un poco más de tiempo explicarlo prefiero, si están de acuerdo, explicarlo en el siguiente artículo. 

La cuestión es que si vemos cada una de las características que debería tener la causa del universo es muy parecido a lo que los cristianos desde sus inicios dijeron que era Dios. En conclusión, si el universo comenzó a existir, hoy, a la luz de la ciencia, el mejor candidato a ser la causa del cosmos es Dios.

Santiago Alarcón
Convertido al cristianismo en el año 2009, casado en el año 2012. Vivo en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Fundé la página de Facebook “Rincón Apologético” en el año 2016 donde comencé traduciendo videos de famosos apologistas para luego empezar a hacer programas de entrevistas siguiendo la misma línea. Hoy congrego en Iglesia Cristiana Evangélica C.R.E.A (Cristo Rey Eterno Adorado)

Otras

CRISTIANAS

hola
Enviar Whatsapp
error: Gracias por interesarte en las publicaciones de La Corriente, para su uso o difusión, por favor escribirnos a [email protected]